Los últimos escándalos reales que han hecho tambalearse a las monarquías europeas

Imagen de archivo que muestra a la duquesa de York, Sarah Ferguson.
Imagen de archivo que muestra a la duquesa de York, Sarah Ferguson.
Archivo / EFE

La imputación de Iñaki Urdangarin, yerno del rey Juan Carlos I, por las supuestas prácticas delictivas relacionadas con el Instituto Nóoses el mayor escándalo que ha salpicado a la familia real española de las últimas décadas. Sin embargo, las monarquías europeas se han visto envueltas en asuntos de dudosa moralidad en numerosas ocasiones.

En 2010, la duquesa de York Sarah Ferguson fue filmada por el desaparecido periódico sensacionalista News of the Worldmientras ofrecía a un supuesto hombre de negocios, que en relidad era un periodista, la posibilidad de acceso a su exmarido, el príncipe Andrés, a cambio de 500.000 libras (594.000 euros). "Usted cuide de mí y yo me preocuparé de usted.... Su recompensa será diez veces mayor. Yo puedo abrirle cualquier puerta", aseguraba la duquesa en las grabaciones.

Fergie pidió perdón y se excusó en el momento económico que estaba atravesando: "Lamento profundamente la situación y el embarazo que ha causado. Es verdad que mi situación financiera es complicada, sin embargo, no es excusa para un grave error de juicio, y siento mucho que esto haya ocurrido", agregó. El Príncipe Andrés, segundo hijo de la reina Isabel II y cuarto en la línea de sucesión, negó "categóricamente" tener conocimiento del encuentro.

La familia real belga también ha sufrido quebraderos de cabeza por culpa del príncipe Laurent, su miembro más polémico. El menor de los tres hijos de los reyes Alberto y Paola dejó de estar invitado temporalmente a las actividades oficiales de la casa real como castigo a su comportamiento. Tras verse envuelto en un supuesto caso de facturas falsas y desvío de fondos de la Marina de guerra nacional, Laurent realizó un discutido viaje sin autorización del Gobierno a la República Democrática del Congo.

Además, entre 2008 y 2010 viajó a Libia, donde se reunió con uno de los hijos de Muamar el Gadafi, como parte de las actividades de su fundación privada "la Grect", que tiene por objeto apoyar proyectos relacionados con el desarrollo sostenible. El hecho de viajar por el mundo para defender sus intereses como presidente de una fundación privada y disfrutar al mismo tiempo de una dotación pública desde 2001 desató las críticas de la opinión pública belga.

Uno de los escándalos más conocidos fue el que protagonizó el príncipe Bernardo de los Países Bajos en 1976. El padre de la actual reina holandesa aceptó un soborno de 1.100.000 de dólares (1.300.000 euros) de una empresa estadounidense de ingeniería aeronáutica a cambio de influir en el gobierno holandés para que compraran varios aviones de combate F-104.

En una entrevista que se publicó tras su muerte, Bernardo admitió haber aceptado el dinero, asegurando que había sido un "vergonzoso error" y que había donado el dinero a la World Wild Fund, organización que le había devuelto 500.000 libras al príncipe para un "proyecto privado".

Grabado confesando un crimen

La monarquía italiana también se ha visto afectada negativamente por culpa de alguno de sus miembros. Víctor Manuel de Saboya fue grabado durante su última estancia en prisión explicando con detalle a otros reclusos que fue él el responsable de la muerte de Dirk Hamer, crimen por el que un tribunal parisino le absolvió en 1991. El video, colgado en YouTube por el periódico El Fatto Quotidiano, fue captado por una cámara oculta en el interior de una celda.

En él, el aspirante al trono italiano confiesa abiertamente haber matado al turista alemán durante unas vacaciones en la isla francesa de Cavallo (Córcega) hace más de 30 años. "Yo tuve que disparar un tiro arriba y otro abajo, pero la bala que fue en esa dirección le alcanzó la pierna -a Dirk Hamer- y se la atravesó", llegó a confesar el príncipe que, para más detalle, especifica hasta el calibre de las balas utilizadas en el incidente.

El hijo de Umberto II, el último rey de Italia, se encuentra en libertad después de haber sido absuelto por un tribunal de Roma en 2010 de los delitos de captación de prostitutas y relación con la mafia siciliana por los que la corte de Potenza le encontró culpable. Esta causa, que ha sido finalmente archivada, le llevó a prisión en junio de 2006, momento durante el cual fueron tomadas las imágenes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento