Comer turrón en su tierra, Jijona

  • El Museo del Turrón conserva recuerdos de las marcas El Lobo y 1880.
  • En el Alto de la Carrasqueta se descubre un entorno privilegiado.
  • Hay fiestas de moros y cristianos en febrero y también en agosto.
El Alto de la Carrasqueta, nevado.
El Alto de la Carrasqueta, nevado.
EP

Uno de los sinónimos de la Navidad es el turrón; y decir turrón, es decir Jijona. La tierra de este dulce navideño es una zona montañosa de la provincia de Alicante. Estas fiestas pueden ser una disculpa para conocer Jijona y poder comer el turrón en su tierra.

La ciudad se encuentra enclavada en las faldas de la Peña Roja, a 453 metros sobre el nivel del mar, a 25 kilómetros al norte de Alicante. Sus puntos de interés van del Castillo (un edificio de interés arquitectónico) o el Convento Franciscano de la Virgen de Orito, a la Ermita de Santa Bárbara o la Iglesia de Santa María.

Y si es por Navidad y por turrón, merece una visita el Museo del Turrón, donde se conservan recuerdos de la familia Sirvent Selfa fundadora de las marcas El Lobo y 1880.

El término municipal de Jijona está poblado de inmensos bosques de pinos y carrascas en altas montañas de más de mil metros, lo que da lugar a espectaculares vistas de valles y barrancos en vertical, así como del mar Mediterráneo, debido a su cercanía; sin embargo, otras partes de su término municipal, las más próximas a la costa, sufren de una desertización preocupante.

La Carrasqueta

El relieve es montañoso salvo en el sudeste, destacando de oeste a este, la Penya Migjorn, la Sierra de la Carrasqueta y Montagut, sierras que constituyen los límites naturales del término. Tiene también interés el Paraje Natural Municipal Els Plantadets, con una superficie de 254 hectáreas.

A más de mil metros de altura, en el Alto de la Carrasqueta se descubre un entorno rural privilegiado, rodeado de montañas y sumido en la tranquilidad. Su montaña más alta es La Carrasqueta con 1.300 metros de altura en su punto culminante (1.020 metros al paso de la carretera N-340). Es el paso natural para comunicar Alicante con Alcoy.

En lo alto de La Carrasqueta, la antigua residencia de los nevaters se ha convertido en un pequeño hotel. Un lugar donde se llevan a cabo degustaciones de turrón en todas sus variedades de la mejor calidad, también de la trilogía mediterránea del pan, vino y aceite, y la cocina de la montañ.

Moros y cristianos

Si no podemos acercarnos a Jijona por Navidad, hay otras dos fechas señaladas. Una es la segunda quincena de febrero, cuando se celebran fiestas de moros y cristianos, llamadas "Fiestas de los Heladores".

La otra es agosto, en el fin de semana más cercano al día 24, tienen lugar  las fiestas patronales, también de moros y cristianos

Mostrar comentarios

Códigos Descuento