Reúnen en Suiza 290 obras de todos los grandes surrealistas

  • 'Dalí, Magritte, Miró - El Surrealismo en París' presenta una de las mayores antologías del movimiento de vanguardia.
  • Están representados 40 autores y se exhiben 110 cuadros, 50 fotos, 30 manuscritos, 15 joyas, cuatro películas...
  • La exposición se celebra en la Fundación Beyeler de Basilea.
Óleo de Paul Desvaux exhibido en la muestra de Basilea
Óleo de Paul Desvaux exhibido en la muestra de Basilea
Royal Museums of Fine Arts of Belgium, Brussels Photo: © Royal Museums of Fine Arts of Belgium, Brussels / J. Geleyns © 2011, Fond. P. Delvaux S. Idesbald, Belgien / ProLitteris, Zurich

El Surrealismo renace en Basilea (Suiza) con una exposición ambiciosa y de grandes proporciones. La Fundación Beyeler exhibe 290 obras clave de todos los maestros del movimiento, desde los que tienen carácter de luminaria (Magritte, Miró, Dalí...), hasta los muchos compañeros de viaje de la corriente surgida en los años veinte en Francia y rápidamente extendida por Europa y América.

Dalí, Magritte, Miró - Surrealism in Paris (Dalí, Magritte, Miró - El Surrealismo en París) es una muestra casi total sobre uno uno de los movimientos culturales cruciales del siglo XX. La oferta es cuantitatívamente enorme (290 piezas de todos los géneros artísticos) y cualitatívamente incontestable (además de los tres grandes, hay piezas de Ernst, Picabia, Breton, Arp, Ray, De Chirico, Dora Maar y muchos otros, hasta un total de 40 artistas.

La exposición, que estará en cartel hasta el 29 de enero, reúne 110 cuadros, 30 objetos y esculturas, 50 trabajos en papel, otras tantas fotografías, 30 manuscritos y ediciones originales, 15 piezas de joyería y cuatro películas.

Lugar destacado para Miró

Organizada por temas y artistas, Dalí, Magritte, Miró - Surrealism in Paris está montada con cierto orden cronológico. La introducción corresponde a Giorgio de Chirico, uno de los pioneros del movimiento en la primera década del siglo. Un gran espacio está dedicado a Joan Miró y Max Ernst.

Entre las obras más destacadas de la muestra figura la colección privada de pintura surrealista reunida por Peggy Guggenheim y Simone Collinet, la primera esposa del fundador del movimiento, el escritor André Breton.

Las obras reunidas para la antología -la más importante sobre el Surrealismo celebrada en Suiza y una de las más importantes en Europa- proceden de museos como el Metropolitan y el MoMA (Nueva York), el Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen (Düsseldorf), el Georges Pompidou (Paris), la Tate (Londres) y el Thyssen Bornemisza (Madrid).

Los organizadores destacan el amplio legado surrealista, "que se extiende hasta nuestros días" y por el que "prácticamente todos los artistas" se han visto influidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento