La Policía Nacional detuvo este jueves a un joven que ha participado en una protesta para tratar de evitar un desahucio en Torrejón de Ardoz, que finalmente ha sido aplazado.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y la Asamblea Popular del movimiento 15-M en Torrejón habían convocado a los ciudadanos para paralizar el desahucio de Luis Méndez de su piso de la calle de Soria, del que iba a ser expulsado tras no poder pagar su hipoteca al haber quedado en paro.

El afectado debe 139.000 euros en total a BankiaSe trata de un obrero de Guinea Bissau que vive con sus hermanos y que había propuesto al banco entregar su vivienda a cambio de la cancelación de la hipoteca -dación en pago-, sin conseguirlo. Según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Luis, con ocho hijos, ya había enviado a su familia a su país en previsión de que podía perder su hogar por adeudar 139.000 euros en total, contando intereses y costas judiciales, a Bankia.

Un grupo de unas cincuenta personas, según la agencia EFE, se congregó ante el edificio y protagonizó una sentada frente al portal para impedir la entrada de la comisión judicial. La Unidad de Intervención Policial (antidisturbios) de la Policía Nacional desplegada en la zona, con varias decenas de agentes, procedió a desalojarles levantándoles en volandas o arrastrándoles.

Uno de los congregados, que pertenece a la Asamblea del 15-M de Torrejon, fue arrestado por resistencia a la autoridad, según confirmaron la PAH y la Jefatura Superior de Policía, que ha precisado que no se han registrado más incidentes. Tras este forcejeo la comisión judicial entró en la vivienda y accedió a aplazar el desahucio hasta el próximo 10 de enero por "razones humanitarias".

Desahucios en la misma calle

Luis Méndez vive enfrente de la familia que sí fue desahuciada este miércoles. Tras una protesta en el vestíbulo del Ayuntamiento, varios manifestantes consiguieron que la propietaria, Consuelo, fuese recibida por el concejal de Bienestar Social. Este puso a su disposición los recursos de los Servicios Sociales municipales, aunque no podrá hacer nada para que no pierda su vivienda por escaparse a las competencias locales.

En la calle de Soria de Torrejón, según publica este jueves el diario El País, hay otros dos propietarios amenazados de desahucio. En total, cuatro familias han sido requeridas para que abandonen sus viviendas por incumplimiento de los pagos hipotecarios.

Consulta aquí más noticias de Madrid.