Un guardia civil acusado de narcotráfico: "Pásame algo para aguantar la mañana"

  • Las conversaciones intervenidas a los agentes implicados en el caso de tráfico de drogas en El Molar revelan que toleraban su comercialización.
  • La Fiscalía pide penas que van hasta los cinco años de prisión.
Tomás Felipe Boto, jefe de la Policía Local de El Molar y César Torollo Pérez, imputados en el caso 'El Molar'.
Tomás Felipe Boto, jefe de la Policía Local de El Molar y César Torollo Pérez, imputados en el caso 'El Molar'.
EFE

"Estoy malito, pásame algo para aguantar esta mañana" o "Yo no doy ochenta 'pavos' por un pollo" son algunas de las frases que dos guardias civiles y un policía local acusados de permitir el tráfico de drogas en El Molar en 2008 pronuncian en las conversaciones que les fueron intervenidas.

Las grabaciones se han escuchado este miércoles en el último día del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Madrid a los guardias civiles Francisco Y.R. y César T.P. y al exjefe de la Policía Local Tomás F.B., para quienes la fiscal ha mantenido su petición de pena.

De este modo, el Ministerio Público pide cinco años de prisión y dos de inhabilitación para los guardias civiles, mientras que para el policía local solo pide la pena de inhabilitación.

La fiscal ha mantenido en sus conclusiones que no acusa el exjefe de la Policía Local de un delito de cohecho porque uno de los supuestos "camellos" que presuntamente suministraban droga a los agentes sostuvo en su testimonio que Tomás no se valió de su condición para conseguir una rebaja del precio.

Más imputados

Las defensas de estos tres acusados y de los otros imputados en el procedimiento, Sergio A.M., alias "Papelillos", Eugenio S.D., alias "Geni", Gonzalo L.M, alias "Gallo", Enoelia P., exesposa de Jhonny Alexander, e Hilario A.M, alias "Bertín" -desaparecido-, para quienes el fiscal ha mantenido entre cuatro años y nueve años y medio de prisión, han solicitado la absolución de sus defendidos.

Frente a las dudas de las defensas sobre las grabaciones escuchadas esta mañana, la fiscal ha mantenido que éstas fueron registradas "con todas las garantías necesarias" y ha insistido en que son esenciales para fundamentar las acusaciones.

Los hechos se remontan a mayo de 2008, cuando, según el relato de la fiscal, los tres policías no procedieron contra algunos de los acusados, sabiendo que se dedicaban al tráfico de drogas, ya que les suministraban cocaína a ellos mismos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento