Álava aprueba el Impuesto de Patrimonio y le pide a Gipuzkoa que "renuncie a sus propuestas"

Emplaza al Gobierno vasco a que "ejerza su papel de intermediador" para lograr la armonización
Javier De Andrés, Diputado General De Álava
Javier De Andrés, Diputado General De Álava
EUROPA PRESS

La Diputación foral de Álava ha aprobado este miércoles en su Consejo de Diputados un proyecto de norma foral tributaria en el que se rescata el Impuesto de Patrimonio para los años 2011 y 2012, y ha comunicado a la Diputación de Gipuzkoa que deberá "renunciar a algunas de sus propuestas" para alcanzar la armonización fiscal, para lo que ha pedido al Gobierno vasco que "ejerza su papel de intermediador".

El diputado general de Álava, Javier De Andrés, ha informado en una rueda de prensa de que el Impuesto de Patrimonio eleva el importe exento de la vivienda habitual hasta los 400.000 euros y el mínimo exento hasta los 800.000 euros. Asimismo, ha explicado que se trata de "un término medio respecto a lo que funciona en territorio común" y que está "por debajo de lo que la Diputación de Gipuzkoa había aprobado unilateralmente".

En este sentido, De Andrés ha recordado que la Diputación guipuzcoana "tomó unilateralmente una decisión y se arrojó con una serie de medidas sin tener el apoyo del Órgano de Coordinación Tributaria, donde ni siquiera se había llegado a debatir el asunto".

Además, ha explicado que las medidas aprobadas por el Consejo de Diputados tienen "voluntad de consenso" y no responden a "una declaración de partes", ya que para lograr acuerdos "hace falta renunciar a posiciones iniciales", por lo que la Diputación de Gipuzkoa "tendrá que renunciar a algunas de sus propuestas, si lo que quiere es participar de una fiscalidad armonizada".

Por ello, ha emplazado al Gobierno vasco a que "ejerza su papel de intermediador en busca de la armonización, haciendo que la Diputación de Gipuzkoa participe de esta iniciativa, que es mayoritaria dentro de las diputaciones en el OCT", y ha considerado que "sería muy deseable" que la Diputación guipuzcoana incorporase estas medidas.

"Soy partidario de que haya una armonización fiscal. Pienso que es mejor, aunque en cualquier caso quien quedaría desarmonizado sería Gipuzkoa, pero creo que lo conveniente es que las tres diputaciones tengamos una normativa fiscal que sea pareja", ha manifestado De Andrés.

Por otra parte, el diputado general alavés ha eludido ofrecer una previsión de la recaudación que va a conllevar el conjunto de esas nuevas medidas para la Diputación alavesa, debido a que "algunos impuestos son de nuevo cuño y muy difíciles de valorar", pero sí ha estimado en 8 millones de euros el ingreso que supondrá el Impuesto de Patrimonio, en particular, que se repartirán entre la Diputación, el Gobierno vasco y las entidades locales.

Otras medidas

Asimismo, ha recordado que esta reforma fiscal incluye otras medidas como la reducción de la consideración de joven de 35 a 30 años o la deducción de 50 euros anuales para los hijos de entre 6 y 16 años.

A su vez, con las medidas introducidas se actualizan en un 2 por ciento las deducciones personales y familiares del IRPF y se recupera el Impuesto de Donaciones, con una tributación del 1,5 por ciento de las donaciones actualmente exentas entre determinados parientes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento