Desde la Casa Blanca a La Moncloa: así son las residencias de los líderes políticos

  • El primer ministro británico no vive en el 10 de Downing Street.
  • La Casa Blanca tiene más de 5.000 metros cuadrados.
  • El Palacio de la Moncloa tiene un búnker subterráneo desde el 23-F.
En el sentido de las agujas del reloj, la Casa Blanca, el 10 de Downing Street, el complejo de Zhongnanhai y el Palacio de la Moncloa.
En el sentido de las agujas del reloj, la Casa Blanca, el 10 de Downing Street, el complejo de Zhongnanhai y el Palacio de la Moncloa.
Archivo

Cuando a Mariano Rajoy le preguntaron durante la campaña electoral si pensaba vivir en La Moncloa, su respuesta fue: "No lo llevo en mi programa". Unas semanas antes, durante otra entrevista, Rajoy aseguró que viviria allí "si tenía que hacerlo". Pero, ¿por qué se resiste el próximo presidente del Gobierno a trasladarse allí? Sin embargo, no es el único que prefiere la comodidad de su vivienda habitual al traslado a una residencia oficial: la canciller alemana Angela Merkelsigue viviendo en su propio piso en el centro de Berlín.

Palacios, mansiones, amplios apartamentos, complejos residenciales… Los grandes mandatarios del mundo ocupan los edificios más emblemáticos de las capitales. Desde los 5.100 metros cuadrados de la Casa Blanca, hasta el modesto apartamento de cuatro habitaciones de Downing Street. Estas son las residencias de los líderes de las principales potencias mundiales.

El Palacio de La Moncloa

Desde 1977, el Palacio de la Moncloa es la residencia oficial del Presidente del Gobierno de España y su familia, además de la sede central de la Presidencia, que pasará a manos de Mariano Rajoytras ganar el Partido Popularlas elecciones generales de 2011. Situado junto a la Ciudad Universitaria de Madrid, el complejo cuenta con el Palacio original, un pabellón para el Consejo de Ministros y amplios jardines, además de un helipuerto. Después del intento de golpe de Estado el 23 de febrero de 1981, se ordenó construir un búnker subterráneo que conecta todos los edificios.

El primero de sus inquilinos, Adolfo Suárez, mandó arreglar la piscina y construyó una pista de tenis; Calvo-Sotelo acondicionó una sala de música y el matrimonio formado por Felipe González y Carmen Romero apenas realizó cambios en el palacio. José María Aznar y su mujer Ana Botellahabilitaron una sala de juegos para sus hijos, a pesar de que Botella nunca se encontró cómoda del todo en esta residencia.

Pero fueron José Luis Rodríguez Zapatero y sobre todo su esposa, Sonsoles Espinosa, los que llevaron a cabo la mayor remodelación de la residencia. Tras consultar con varios interioristas, Espinosa decoró a su gusto las habitaciones, deshaciéndose de prácticamente todo el mobiliario y conservando únicamente piezas de gran valor histórico y artístico.

David Cameron y el falso mito del 10 de Downing Street

En contra de la creencia popular, el primer ministro británico no vive en el 10 de Downing Street. Como ya hicieron sus predecesores en el cargo, tanto los Blair como los Brown, David Cameron y su mujer Samantha han preferido instalarse en el espacioso apartamento de cuatro dormitorios ubicado en el 11 de esa misma calle en lugar del piso situado en el número 10, algo más pequeño.

El mítico edificio tras la famosa puerta negra, ha sido cerrado en numerosas ocasiones y han planteado su derribo en otras tantas debido a su costoso mantenimiento y a su estado descuidado y antiguo (el bloque data del año 1682). A pesar de que son pocos los primeros ministros británicos que han vivido en ese número, el 10 de Downing Street conserva aún un gran valor histórico.

La polémica salpicó a los Cameron recientemente, especialmente a Samantha, tras realizar unas obras en la vivienda del número 11 para instalar una cocina más moderna, cuyo coste se negaron a revelar. Las críticas desde la oposición no tardaron en aparecer, alegando que el matrimonio vive ahí "de manera temporal".

Angela Merkel, su piso en Berlín

La canciller alemana Angela Merkel siempre tuvo claro que no abandonaría su vivienda en el centro de Berlín si llegaba algún día a dirigir Alemania. Y así fue. Cuando el 22 de noviembre de 2005 el pueblo alemán la eligió a ella y a su partido, la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), como sus máximos representantes políticos, Merkel continuó viviendo en su piso, ubicado frente al famoso Museo Pérgamo, en la berlinesa Isla de los Museos.

Silvio Berlusconi y su desprecio hacia el Palacio Chigi

El ya exprimer ministro italiano, Silvio Berlusconi, siempre despreció el apartamento de 300 metros cuadrados que le correspondía en el Palacio Chigi, sede de la jefatura del Gobierno italiano. Según el diario La Reppublica, su primer comentario cuando entró en el edificio, construido en 1586, fue: "Este sitio huele mal".

Como no le quedaba más remedio que pasar largas horas en el palacio, Berlusconi decidió decorarlo a su gusto, solicitando obras de arte a los principales museos de Roma y esparciendo por sus rincones los obsequios que otros mandatarios le hacían, como una espada que le regaló el presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, o un jarrón Ming, cortesía de la delegación china en una de sus visitas a la capital italiana. Sin embargo, durante su mandato, el primer ministro italiano atendió muchas de sus obligaciones en su residencia privada, en el Palacio Grazioli.

Nicolas Sarkozy, en el Elíseo junto a Bruni

Desde su elección como presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy vive junto a su mujer, la exmodelo y cantante Carla Bruni, yla hija de ambos en el Palacio del Elíseo. El edificio data del siglo XVIII y está ubicado en la calle Faubourg Saint-Honoré, en el 8º distrito de París. Fue confiscado durante la Revolución Francesa a la aristocracia parisina y desde entonces ha sido la residencia oficial de presidentes como Jacques Chirac, François Mitterrand o Georges Pompidou y sus familias.

Barack Obama y la Casa Blanca

Desde su construcción, en el año 1800, la Casa Blanca ha permanecido prácticamente inalterable a lo largo de los siglos, a excepción de los detalles decorativos. Este emblemático edificio, residencia del actual presidente de Estados Unidos Barack Obama, consta de seis pisos y 5.100 metros cuadrados. Además, tiene 132 habitaciones y 35 baños en los dos pisos superiores, tres ascensores y ocho escaleras.

Tradicionalmente, los presidentes estadounidenses reciben 100.000 dólares (74.000 euros) para acondicionar la residencia a sus gustos y necesidades. Sin embargo, la única modificación que ha trascendido es la remodelación del despacho oval llevada a cabo por Obama, que cambió el tono de las paredes y los sofás amarillos de George Bush e hizo inscribir cinco frases en su nueva alfombra, entre ellas una de Martin Luther King: "El brazo del universo moral es largo, pero se inclina hacia la justicia".

Hu Jintao y su complejo residencial

Hu Jintao, el presidente de la República Popular China desde noviembre de 2002, tiene a su disposición el complejo de Zhongnanhai, ubicado en Pekín, cerca de la famosa Ciudad Prohibida. Entre los numerosos templos, pabellones y estructuras, Zhongnanhai alberga al Comité Central del Partido Comunista de China, además del Consejo de Estado de la República. El complejo cuenta además con tres lagos (del Sur, Central y del Norte) que eran originalmente un jardín imperial, y con zonas verdes en las orillas de cada lago, cercados por una valla.

Dmitri Medvédev, en el Kremlin

El Palacio del Senado, situado en el corazón del Kremlin de Moscú, es la residencia laboral de Dmitri Medvédev. Fue a finales de 1918 cuando Lenin, primer dirigente de la entonces Unión Soviética, transformó el palacio en las oficinas para el Consejo de Ministros. Lenin fue el primer inquilino que además de trabajar también vivió en este edificio, ya que dispuso cuatro habitaciones para su uso personal convertidas actualmente en un museo. Una de las características más destacables de su arquitectura es su enorme cúpula, de 25 metros de diámetro y 27 m de altura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento