El partido Escaños en Blanco, formación que se presentó bajo la promesa de no tomar posesión de los escaños para que se queden vacíos en el caso de obtener representación parlamentaria, ha obtenido un total de 4.304 votos en Baleares, lo que supone el 0,98 por ciento de lo escrutado en las islas.

El voto en blanco sumó en las elecciones generales de este domingo el 1,37 por ciento de los sufragios emitidos en el conjunto del Estado, lo que supone la tercera más alta de la democracia, por debajo de los registros de 2000 y 2004. Eso sí, es inferior al porcentaje registrado en los comicios municipales del pasado mes de mayo, en plena efervescencia del movimiento 15-M.

Completado el escrutinio, los sobres vacíos depositados en las urnas el domingo han alcanzado los 333.095, lo que representa el 1,37 por ciento del total, una cifra superior a la registrada en las generales de 2008, en las que se contabilizaron más de 280.000 votos en blanco (1,11 por ciento).

A estos sobres vacíos pueden sumarse los 97.706 votos (un 0,40 por ciento del total estatal) obtenidos por el partido Escaños en Blanco en las 23 circunscripciones en las que se presentaba, bajo la promesa de no tomar posesión de los escaños para que se queden vacíos en el caso de obtener representación parlamentaria, algo que, finalmente, no ha sido posible al no contar con el número de votos suficiente.

Sólo en la circunscripción de Barcelona, Escaños en Blanco ha obtenido 40.029 votos (1,53 por ciento), convirtiéndose en la séptima fuerza más votada en Cataluña con 50.854 votos en total (un 1,47 por ciento). Además, en la circunscripción de Madrid han conseguido 12.836 electores (un 0,38 por ciento), 4.304 en las Islas Baleares (0,98 por ciento), 4.082 en Valencia (un 0,28 por ciento) y 2.959 en Sevilla (un 0,27 por ciento).

En 2008, los partidos que defendían el voto en blanco obtuvieron más de 20.000 votos: 14.193 (0,06 por ciento) de Ciudadanos en Blanco, ahora denominado Movimiento Ciudadano por el Voto en Blanco Computable, y que en esta ocasión ha concurrido junto con Escaños en Blanco; 5.035 (0,02 por ciento) de Escaños Insumisos-Demócratas Descontentos (Ei); y 2.460 votos (0,01 por ciento) de Alternativa en Blanco (ABLA).

Esta es la trayectoria del voto en blanco en elecciones generales, que hasta 2000 nunca había llegado representar más del 1 por ciento. Se incluye el dato de las municipales del pasado 22 de mayo, donde los sobres vacíos marcaron su cota más alta a raíz de las explosión del movimiento 15-M: AÑO

Votos_en_blanco

Porcentaje

. *2011

333.095

1,37%

. *Mun_2011

584.469

2,59%

.

*2008

286.182

1,11%

. *2004

407.795

1,58%

. *2000

366.382

1,58%

. *1996

243.345

0,97%

.

*1993

188.679

0,80%

. *1989

141.795

0,69%

. *1986

121.186

0,60%

. *1982

98.438

0,47%

. *1979

52.267

0,32%

. *1977

46.248

0,25%

.

El voto nulo,

En su cota más alta desde 1986

En cuanto al voto nulo, marcó índices relevantes en los primeros comicios desde la Transición, según los politólogos por falta de costumbre de la sociedad, pero a partir de 1989 fue disminuyendo hasta repuntar en las generales de marzo de 2004, tres días después del 11-M. En las municipales del pasado mes de mayo, tras el estallido del movimiento 15-M, volvió a experimentar un crecimiento por encima de lo habitual, que ahora ha remitido, aunque es la cota más alta en generales desde 1986.

Esta es la evolución del voto nulo en generales, incluyendo el dato de las municipales del pasado mes de mayo:

*AÑO

Votos_nulos

Porcentaje

.

*2011

317.839

1,29%

.

*Mun_2011

387.161

1,69%

. *2008

165.576

0,64%

. *2004

264.137

1,01%

. *2000

158.200

0,68%

. *1996

125.782

0,50%

. *1993

126.952

0,54%

. *1989

152.683

0,74%

. *1986

321.939

1,57%

. *1982

419.236

1,95%

. *1979

268.277

1,47%

. *1977

265.797

1,43%

.