Miembros del sector crítico del PSOE de Málaga han lamentado este lunes los resultados obtenidos por el partido en las elecciones generales y han apelado a la "responsabilidad" de los diferentes dirigentes socialistas en la provincia ante la posibilidad de que se produzcan dimisiones.

Asimismo, han coincidido en señalar, en declaraciones a Europa Press, la necesidad de analizar la situación que les ha llevado a estos resultados, así como a plantear posibles soluciones ante los errores que se hayan podido cometer, con el fin de recuperar la confianza y la credibilidad del electorado malagueño.

El expresidente de la Diputación Provincial Salvador Pendón ha afirmado que si los responsables de la dirección del partido "tuviesen algo de la responsabilidad que se invoca, estarían planteándose seriamente dejar paso a otros compañeros que puedan gobernar mejor el partido y recuperar esa sintonía con la sociedad que siempre ha tenido el PSOE".

Pendón se ha mostrado en este punto escéptico, ya que "estoy acostumbrado a que quienes más responsabilidad puedan tener en la provincia de Málaga no se den por aludidos". Como ha subrayado, "la responsabilidad alcanza a todos los afiliados, pero qué duda cabe de que también existe un orden y al que más alcanza es a quien mayor responsabilidad en el gobierno de la formación política tiene".

Por todo ello, el que fuera presidente del ente supramunicipal ha opinado, en declaraciones a Europa Press, que "no estaría mal que los máximos responsables de la dirección política obraran en consecuencia".

A su juicio, los resultados obtenidos en Málaga —el PSOE ha conseguido tres diputados, frente a los seis del PP— "deben mover a una reflexión profundísima", en aras a "poner sobre la mesa todos los errores que el partido haya podido cometer, la falta de sintonía que pueda tener con la ciudadanía y actuar en consecuencia".

Como consecuencia de estos comicios, Pendón ha manifestado que "la labor de oposición también es un buen escaparate para mostrar a los ciudadanos que se tiene el pulso suficiente para retomar una política en consonancia con lo que la gente demanda".

El también expresidente de la Diputación Juan Fraile ha considerado, sin embargo, que "hablar de dimisiones ahora mismo tiene poco sentido", dado que "realmente el partido en su totalidad está más que descalificado por el conjunto de la sociedad".

"De facto —ha continuado—, se ha producido una dimisión colectiva de todo el mundo, pero no porque nosotros hayamos querido voluntariamente, sino porque la sociedad nos ha descalificado colectivamente". Por tanto, sobre la posibilidad de que se produzcan dimisiones concretas dentro del partido ha manifestado que "no seré yo el que se pronuncie en ese sentido ahora".

Por su parte, el abogado y expresidente de la comisión gestora de Marbella (Málaga), Diego Martín Reyes, ha considerado que los procesos de reflexión "pueden llevar a producir dimisiones" y "lo necesario es que cada uno asuma sus responsabilidad". Como ha expuesto, "dimitir es una decisión de carácter personal", mientras que "cesar viene de fuera", "y yo no soy quién para decirle a nadie lo que tiene que hacer".

A juicio de José Aurelio Aguilar, que fuera vicesecretario general del PSOE de Málaga, asumir dimisiones "en este momento" es "una obviedad": "debería ser obvio tras los resultados de este calado". En concreto, se ha referido al líder de los socialistas malagueños, Miguel Ángel Heredia, y al secretario de Organización, Francisco Conejo, porque "todo el mundo entiende que es el tándem que está llevando la dirección provincial del PSOE".

"Yo creo que Heredia y Conejo son personas que quieren al partido y ellos mejor que nadie saben que, ante unos resultados como éstos, tienen que asumir responsabilidades", ha declarado, agregando que "ellos más que nadie saben lo que deberían hacer". En este sentido, ha apelado a "su militancia y su compromiso" con el PSOE.

Aunque "al final" el partido "también tendrá su proceso congresual, a priori hay una responsabilidad política". Por tanto, ha insistido en que ambos dirigentes "deberían ser conscientes de que ahora es el momento de asumir esa responsabilidad y ellos lo tienen que saber".

Congreso extraordinario

Sobre la posibilidad de que el PSOE de Málaga celebre un congreso extraordinario, Fraile no ha sabido concretar "hasta qué punto sería necesario", dada la convocatoria para un congreso ordinario a nivel nacional. Según ha explicado, "eso abrirá un periodo congresual en el partido".

No obstante, en función de la decisión que tome el Comité Federal y el calendario que establezca, "a lo mejor nos podemos ahorrar la celebración de un congreso extraordinario en Málaga". "Lo que sí sería deseable es que mientras se produzca, las decisiones tuvieran un carácter más colectivo del que han tenido hasta ahora", ha advertido.

Por su parte, Martín Reyes ha dicho que es "necesario y urgente", mientras que Aguilar ha apuntado que la convocatoria de un congreso ordinario a nivel nacional va a provocar que "lógicamente se abra todo el proceso congresual en el partido y habrá que analizar cómo se decanta".

"Lo que sí está claro —ha resaltado— es que el partido tiene que cambiar" en tres aspectos: "la forma en la que estamos haciendo las cosas en Málaga, el discurso que estamos transmitiendo a los ciudadanos y las personas que transmiten ese discurso".

Aguilar ha subrayado que "los tres cambios son necesarios", como también "la unidad del partido en torno a un proyecto socialista que vuelva a recuperar la confianza de los ciudadanos malagueños".

En esta misma línea, el que fuera presidente de la comisión gestora del Ayuntamiento de Marbella ha dicho que "hay que volver a replantearnos a quiénes nos dirigimos, qué mensaje debemos dar y quiénes son los mensajeros adecuados para transmitirlo", reflexión ésta que debe conducir a una renovación desde el partido "a la mayor urgencia".

Una renovación que, en concreto, debe ir dirigida en la línea del mensaje y el mensajero: "es obvio que hemos perdido la credibilidad que teníamos en gran parte de los electores, y esa credibilidad hay que recuperarla". Sin embargo, ha considerado que es "difícil" hacerlo "con los mismos mensajes y los mismos mensajeros".

Valoración de los resultados

En cuanto a los resultados obtenidos en Málaga, Fraile ha manifestado que "se califican por sí solos". "Ha sido una derrota absolutamente sin paliativos", que "ya está afectando al partido en la provincia".

Según Martín Reyes, "la victoria" de los 'populares' se debe a "una gran derrota del PSOE". "El PP no ha ganado más que 400.000 votos y el partido socialista ha perdido cuatro millones de votos", lo que "plantea la necesidad de saber por qué el PSOE ha terminado desconectando de sus electores naturales, por qué nos han abandonado, qué hicimos mal".

En este punto también ha coincidido Aguilar, quien ha calificado estos resultados de "descorazonadores para cualquier militante socialista". No obstante, ha añadido que se trata de "un aliciente para saber en qué hemos fallado y corregir lo necesario para recuperar la confianza de los ciudadanos".

También ha manifestado la necesidad de realizar "un análisis y una reflexión" sobre unos resultados "especialmente malos" en Málaga, preguntándose "por qué somos la única provincia andaluza en la que el PP nos dobla el número de diputados". Ante ello, "hay que asumir responsabilidades y adoptar las medidas para cambiar esa tendencia".

Por su parte, el secretario general del PSOE malagueño, que, pese a los malos resultados electorales, ha dicho que no se plantea dimitir, ha convocado para este martes a su Ejecutiva Provincial y a los secretarios generales de todas las agrupaciones de la provincia para analizar los resultados.

Consulta aquí más noticias de Málaga.