Un total de siete millones y medio de personas en 64 países empobrecidos de África, América y Asia fueron beneficiarias directas en 2010 de las intervenciones de las asociaciones que forman la Coordinadora Andaluza de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo (Caongd).

Según ha indicado en una nota la coordinadora, esta cifra se eleva hasta los 92 millones de personas si se tienen en cuenta los beneficiarios de forma indirecta. De este modo, el esfuerzo de cooperantes, personas voluntarias y aquellas que colaboraron económicamente con estas organizaciones, se traduce en mejores condiciones educativas, sanitarias, laborales, alimentarias o de vivienda, entre otras, para un importante número de personas en el Sur.

Caongd también destaca que los andaluces mantienen su apoyo a la cooperación internacional al desarrollo aun en tiempo de crisis, tanto con su aportación económica como con su trabajo voluntario. En concreto, el número de personas socias creció en 2010 un 9,29 por ciento, alcanzándose las 363.335, mientras que la cifra de voluntarios se incrementó significativamente respecto a 2009, hasta superar el número de 6.600 andaluces que colaboran con alguna de estas ONG de cooperación internacional.

En relación al número de países en los que trabajan las ONGD de la Coordinadora, en 2010 fueron 65. El aumento más significativo de las intervenciones se dio en África, pasando en sólo dos años (2008-2010) de 24 países 35 países. Este dato muestra la apuesta de las ONGD andaluzas por el continente en el que se encuentra el mayor número de Países Menos Adelantados (PMA) con vistas a avanzar en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

No obstante, si se tiene en cuenta el número de organizaciones presentes en cada área y la cifra total de intervenciones, sigue siendo América —por vínculos culturales y trayectoria del trabajo de las entidades— el continente más representativo para las ONGD andaluzas. En total, 55 entidades cooperaron con países de Centroamérica y Sudamérica (por 46 en África), desarrollando allí el 59 por ciento de las intervenciones de 2010 (en África, el 30 por ciento).

Dentro de cada continente, las zonas de mayor concentración de ONGD andaluzas son Centroamérica, el norte de África y la región andina, tanto por número de acciones de cooperación como por ONGD presentes en cada país. En el continente asiático, destaca la presencia de las ONGD andaluzas en Palestina y en la India.

Financiación pública

Las intervenciones de cooperación destinadas a colectivos concretos se dirigen en mayor medida hacia las mujeres, los jóvenes y la infancia, si atendemos al número de ONGD que trabajan con ellos; por número de acciones, la Caongd destaca, junto a estos grupos, las realizadas con población campesina. La financiación de las acciones de cooperación en 2010 fue fundamentalmente pública (73 por ciento).

Sin embargo, el tipo de contraparte mayoritario fue el de otra ONG (en el 47 por ciento de las intervenciones), seguida a distancia por las organizaciones religiosas (17 por ciento). Estos datos se desprenden del análisis del trabajo de las ONGD andaluzas durante 2010 presentado por la Caongd junto a la 'Guía de ONGD y voluntariado 2011', que ofrece un amplio panorama sobre la labor de las organizaciones de desarrollo que trabajan en y desde Andalucía.

Las áreas de trabajo más habituales de las ONGD andaluzas son la educación básica, los derechos humanos (ambas, desarrolladas por 39 ONGD) y la salud (34 ONGD). Atendiendo al número de proyectos, destacan además las acciones destinadas a la creación de empleo (113 proyectos o programas en 2010).

La mayoría de voluntarias son mujeres

La Caongd ha dedicado un capítulo específico de la 'Guía de ONGD y voluntariado' para analizar el voluntariado en educación para el desarrollo (EpD) de las ONGD andaluzas. El voluntariado representa más del 60 por ciento del personal del que disponen las ONGD andaluzas para esta área. Su perfil mayoritario es el de mujer (dos tercios), con una edad entre los 26 y los 40 años (40 por ciento), formación universitaria (87 por ciento) y con actividad profesional complementaria (70 por ciento).

Las actividades más habituales de este voluntariado son la sensibilización y la EpD (ambas con un 31 por ciento) y su motivación fundamental ejercer la solidaridad y la justicia social (31 por ciento de los casos). El tiempo de permanencia suele oscilar mayoritariamente entre los siete y los doce meses.

Implantación en andalucía

Las entidades de la Caongd cuentan con 237 sedes en el territorio andaluz, entre oficinas centrales (65) y delegaciones (172). La mayoría de las organizaciones estudiadas (35) se implantaron en Andalucía en la década de 1990. Junto a la labor de cooperación internacional, casi todas estas ONGD realizan otras actividades en Andalucía.

La mayor parte de ellas promueve acciones de educación para el desarrollo para sensibilizar a la población hacia la realidad de los países del Sur (62 ONGD) y de promoción del voluntariado (46), que se suman al trabajo en áreas como la formación, la incidencia política o la responsabilidad social de la empresa.

Entre las iniciativas de acción social en Andalucía, el colectivo más atendido es el de personas inmigrantes (12), al que se pueden añadir otros en riesgo de exclusión: población reclusa y ex reclusa, mayores y familias sin recursos, afectados por consumo de drogas, menores, discapacitados, personas sin hogar o que viven en asentamientos chabolistas y mujeres víctimas de violencia de género.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.