El portavoz del PSN en el Parlamento de Navarra, Juan José Lizarbe, ha afirmado que es "importante" mantener el acuerdo del Gobierno de coalición con UPN en Navarra "en cuanto que se mantenga el contenido programático de ese Gobierno" y ha recordado que regionalistas y socialistas firmaron que este acuerdo era "prioritario" respecto del que mantiene UPN con el PP.

"Es un Gobierno que se hizo y se tiene que mantener para incentivar la economía, crear empleo y mantener el Estado de Bienestar", ha dicho Lizarbe, al término de la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, en el día después de la mayoría absoluta del PP en las elecciones generales, unos comicios en los que el PSN ha perdido 45.000 votos y un escaño con respecto a 2008.

El portavoz socialista ha dicho que "el actual resultado electoral en Navarra no tiene una relación directa con la política de alianzas que venimos desarrollando en el Gobierno de coalición con UPN" y ha indicado que "el cambio de signo en el Gobierno de España se produce en consonancia con lo que está ocurriendo en toda Europa, donde la crisis se está llevando por delante gobiernos de todo signo y condición". "Muchos votos socialistas se han quedado en casa y por eso ha ganado la derecha, aun así, el PSOE sigue siendo la fuerza de referencia de izquierdas en España y en Navarra", ha valorado.

Ha reconocido que los resultados de PSOE y PSN "son malos y no estamos satisfechos" y ha apuntado que "se abre una nueva época para el PSOE". "Es necesario un periodo de reflexión y de autocrítica para aprender de los errores y corregirlos de cara al futuro", ha dicho.

Además, ha indicado que, "aunque los resultados en Navarra han seguido para el PSN la senda del PSOE, los efectos se han visto minimizados" y ha argumentado que "Navarra es la tercera comunidad en la que los socialistas hemos perdido menos puntos y también es la quinta comunidad donde los socialistas hemos perdido menos votos reales". "No son excusas, simplemente datos", ha dicho.

Cinco voces

Igualmente ha indicado que "la característica principal que distingue a los resultados electorales de Navarra es la fragmentación del voto". "Cinco escaños, cinco partidos, cinco voces diferentes, lo cual es el reflejo de la pluralidad y la complejidad política de Navarra, una pluralidad que marca los límites para el bloque de derechas", ha dicho.

Ha recordado que UPN-PP ha perdido 7.000 votos respecto a las generales de 2008 y ha dicho que "sólo hay dos comunidades en las que el PP ha reducido porcentualmente sus votos, Asturias y Navarra". "Se puede afirmar que el bloque de la derecha en Navarra vuelve a ver con preocupación cómo se aleja su quimera de alcanzar la mayoría absoluta en la Comunidad foral. Ni juntos ni separados consiguen acercarse", ha indicado.

Además, ha dicho que "el bloque nacionalista no crece en votos, experimento tras experimento, sigla tras sigla", y ha apuntado que el PSN "sigue siendo la fuerza de referencia de la izquierda, a pesar de la caída de votos y de lo insatisfactorio de los resultados". "Tenemos la obligación de conectar mejor con quienes nos votaban y ahora no nos votan, queremos volver a establecer una línea fluida de comunicación y de absorción de sus demandas", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.