La Málaga de
El puente de los alemanes (derecha) es realmente el de Santo Domingo. Martín Mesa
La inventiva de los malagueños llega muchas veces a rebautizar zonas de la ciudad por situaciones y sucesos ocurridos o, simplemente, por recordar el nombre de antiguas edificaciones.

Vía pública

Rotonda de Colores o de los Lápices de Colores: A la plaza Sandro Boticcelli (Teatinos) también se le llama la de los teletubbies.

Camino de Antequera: Antiguamente era la única vía para llegar a Antequera. Aún se le sigue llamando así a la avenida de Carlos Haya.

Puente de La Goleta: El puente de Armiñán es reconocido así por su cercanía al colegio La Goleta.

Puente de los Alemanes: El puente de Santo Domingo fue renombrado por la donación del país germano como gratitud a la ayuda de los malagueños al hundirse la fragata Gueniseau.

Excalectrix: La forma de las vías de la avenida y el puente de las Américas se parece al juego de coches. Por eso adoptó ese nombre.

Tribuna de los Pobres: Se conoce así a la escalinata de calle Carretería, porque se pueden ver sin pagar las procesiones de Semana Santa.

Plaza de Mitjana: La plaza del Marqués del Vado fue rebautizada así por el nombre de un pasaje adyacente.

Jardín de los Monos: Son los jardines de la Victoria, frente al colegio de Maristas. Allí existían viejas jaulas con simpáticos monos.

Camino Nuevo: Desde que el paseo de Salvador Rueda se convirtió en la nueva vía que unió el barrio de la Victoria con el paseo de Reding, se denomina así.

Edificios

Escuela Franco: Pocos reconocen el instituto La Rosaleda como tal. Antes albergaba una escuela con el nombre del dictador.

Barbarela: Se le conoce así por la similitud de la fisonomía de esta edificación a una antigua discoteca del municipio de Torremolinos, pero en realidad es el centro de salud San José Obrero.

Edificio Negro: El color del edificio de usos múltiples fue el causante del cambio.

Mercado de Mayoristas: Muchos malagueños siguen llamando así al Centro de Arte Contemporáneo, que antes era el citado mercado.

Mercado Central: El mercado de Atarazanas es llamado de esta manera porque está en el centro de la ciudad.

Instituto Gaona: El Vicente Espinel es conocido por el nombre de la calle donde está ubicado.

Barrios

4 de Diciembre: Se conoce a la barriada de García Grana porque las viviendas se entregaron en esta fecha.

Los Palomares: La forma de las viviendas de Carranque, que asemejan a un palomar, le dan el nombre.