El Fiscal solicita una pena de tres años de prisión y una multa de más de 1600 euros para el acusado de un delito continuado de estafa por sustraer una tarjeta de la empresa para la que trabajaba y realizar cargos en estaciones de servicio y autopistas en diversas provincias españolas.

Según el escrito del Fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, el acusado, A.L.B.R., mayor de edad y condenado en otras sentencias, consiguió trabajo en enero de 2006 en la empresa Grúas Vallarin de Haro. Con este puesto, el acusado disponía del uso de tarjetas de crédito SOLRED para el repostaje de los vehículos de la empresa.

Tras ser despedido de la empresa por "diversos problemas", el acusado sustrajo una de las referidas tarjetas con la que en el periodo de febrero a diciembre de 2006 hizo cargos en estaciones de servicio y autopistas de diversas provincias españolas por valor de 36.990 euros.

Para el Fiscal estos hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa por lo que procede imponer al acusado la pena de tres años de prisión y una multa de nueve meses a una cuota diaria de seis euros. Además, indemnizará a la empresa con 36.990 euros.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.