Bolsa de Nueva York
Preocupación en la Bolsa de Nueva York. REUTERS

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a los alemanes se situaba tras la apertura de los mercados  en 424,8 puntos básicos, con una rentabilidad del 5,937%.

Por su parte, el diferencial entre los bonos italianos y los alemanes se situaba en 562,6 puntos básicos. Asimismo, la presión sobre la deuda de los países de la periferia de la eurozona se trasladaba también a los bonos franceses, cuyo diferencial marcaba un nuevo récord de 166,7 puntos básicos.

La fallida dimisión del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que según aseguró ayer el presidente de la República, Giorgio Napolitano, afectaba en los últimos días el riesgo país de varios países de la zona del euro.

Italia logra colocar 5.000 millones en bonos

El Tesoro italiano subastó hoy 5.000 millones de euros en bonos a un año con un interés del 6,087%, lo que supone un récord desde la entrada en el euro.

El rendimiento de los bonos con caducidad a 12 meses pasó del 3,570 % en la subasta del mes pasado al máximo histórico del 6,087 %, informó el banco central.

La Bolsa abrió a la baja

Por su parte, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, perdía el 1,01 % en los primeros minutos de la sesión de este jueves afectado, al igual que el resto de mercados europeos, por la incertidumbre sobre Grecia y la fuerte presión que ejercen los mercados sobre Italia.

A las 9,10 horas el selectivo español perdía 83,70 puntos y se situaba en 8.256 unidades, en tanto que el Índice General de la Bolsa de Madrid retrocedía el 1,04%. Tras el cierre en negativo de Wall Street y de las principales bolsas asiáticas, los mercados del viejo continente sufrían descensos del 1,33% en París, y del 0,45% en Milán. Sin embargo, a lo largo de la mañana el parqué madrileño ha ido recuperando fuerza y ha vuelto a ponerse en valores en positivo.

Wall Street, Tokio y ahora las europeas, todas en pérdidas El interés de los inversores sigue puesto en Grecia, donde continúan a la espera del nombramiento de su nuevo primer ministro, pospuesto por cuarto día consecutivo, y en Italia, cuyo presidente ha tenido que reconfirmar la inminente dimisión del primer ministro, Silvio Berlusconi, para tranquilizar a los mercados.

Precisamente este jueves el Tesoro italiano saca a subasta 5.000 millones de euros en bonos a un año, con el mercado inundado de rumores acerca de la posibilidad de que se ponga en marcha una Europa de "dos velocidades".

Dentro de un Ibex completamente teñido de rojo, destacaba el fuerte recorte de Amadeus.