ETA ha declarado, a través de los diarios Gara y berria, un cese definitivo de su actividad armada y ha realizado un llamamiento a los Estados español y francés a "abrir un diálogo directo" para resolver "las consecuencias del conflicto" y llegar a "superar la confrontación armada".

La banda, que se autodenomina en el comunicado como "organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional", afirma que la Conferencia Internacional de Paz celebrada en el palacio de Aiete "es una iniciativa de gran trascendencia política" y la declaración acordada en el encuentro "reúne los ingredientes para una solución integral del conflicto y cuenta con el apoyo de amplios sectores de la sociedad vasca y de la comunidad internacional".

"En Euskal Herria se está abriendo un nuevo tiempo político. Estamos ante una oportunidad histórica para dar una solución justa y democrática al secular conflicto político", asevera.

Por ello, afirma que, "frente a la violencia y la represión, el diálogo y el acuerdo deben caracterizar el nuevo ciclo". "El reconocimiento de Euskal Herria y el respeto a la voluntad popular deben prevalecer sobre la imposición. Ése es el deseo de la mayoría de la ciudadanía vasca", manifiesta.

En este sentido, apunta que "la lucha de largos años ha creado esta oportunidad" y el camino "no ha sido un camino fácil". "La crudeza de la lucha se ha llevado a muchas compañeras y compañeros para siempre. Otros están sufriendo la cárcel o el exilio", indica para expresarles su "reconocimiento y más sentido homenaje".

Además, subraya que, "en adelante, el camino tampoco será fácil". "Ante la imposición que aún perdura, cada paso, cada logro, será fruto del esfuerzo y de la lucha de la ciudadanía vasca. A lo largo de estos años Euskal Herria ha acumulado la experiencia y fuerza necesaria para afrontar este camino y tiene también la determinación para hacerlo", asegura.

Proceso de diálogo

A su juicio, "es tiempo de mirar al futuro con esperanza, es tiempo también de actuar con responsabilidad y valentía". Por ello, señala que ha decidido "el cese definitivo de su actividad armada", y hace un llamamiento a los Gobiernos de España y Francia para abrir "un proceso de diálogo directo que tenga por objeto la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada".

ETA señala que se trata de "una declaración histórica" que "muestra su compromiso claro, firme y definitivo". Por último, insta a la sociedad vasca a que "se implique en este proceso de soluciones hasta construir un escenario de paz y libertad".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.