Juárez valora que las consecuencias para Galicia de la nueva PAC "dependerán" de la definición de las propuestas

Espera que el "reverdecimiento" no suponga "perder competitividad" y advierte "complicaciones" para acreditar el carácter ecológico
El Conselleiro De Medio Rural, Samuel Juárez, En Rueda De Prensa
El Conselleiro De Medio Rural, Samuel Juárez, En Rueda De Prensa
EUROPA PRESS

El conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, ha afirmado que las consecuencias de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) para Galicia "dependerán" de cómo se definan, durante los próximos meses, las propuestas que este miércoles ha hecho públicas el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, por lo que ha rehusado emitir un juicio definitivo sobre su conveniencia para la Comunidad Autónoma.

Así, Juárez ha incidido sobre todo en el apartado de pagos directos, cuya "redistribución y homogeneización" en función de las hectáreas cultivadas considera un "incentivo" a instrumentos promovidos por la consellería, como el Banco de Terras o la Ley de Concentración Parcelaria, si bien ha matizado que son necesarias "medidas compensatorias" para prevenir "distorsiones entre grupos de agricultores o ganaderos".

Dentro de los pagos directos, también ha incidido en el 30 por ciento que se ha previsto destinar a aquellos productores que presten un "servicio adicional" al medio ambiente, algo que ve positivo siempre que este "reverdecimiento" de la PAC no signifique "una pérdida de competitividad de los agricultores", que ya respetan las exigencias que la política comunitaria estipula para otorgar las ayudas.

Asimismo, Juárez ha advertido "complicaciones" a la hora de acreditar el cumplimiento de esta normativa, que obliga a conservar los pastos, diversificar los cultivos y dedicar un 7 por ciento de la superficie a la reserva ecológica —es decir, dejar ese terreno inculto—, algo que en Galicia "no es difícil" por la gran cantidad de monte sin cultivar, pero que "no es razonable" en otras zonas y "hay que adaptarlo".

Por otra parte, ha calificado de "positivo" que se otorgue un 5 por ciento de los pagos a zonas con dificultades naturales, y un 2 por ciento a nuevos agricultores. De hecho, en este caso, ha destacado que la cantidad dedicada es incluso "insuficiente".

Agricultores activos

En cuanto a los beneficiarios de los pagos, la propuesta de redirigir las ayudas a "agricultores activos" ha sido bien recibida por Medio Rural, que se ha mostrado crítico con los pagos en función de "derechos históricos", sin la exigencia de que los destinatarios produjesen en la actualidad, lo que fomentaba la existencia de "agricultores de sofá".

A este respecto, la propuesta de reforma ha planteado la exigencia de que el agricultor perciba al menos un 5 por ciento de sus ingresos —sin tener en cuenta subvenciones— fruto del trabajo agrario, algo que, para Medio Rural, también resulta insuficiente, y ha manifestado su voluntad de que "ese porcentaje se incremente substancialmente", sobre todo en los sectores lácteo y cárnico.

Juárez se ha mostrado satisfecho con la introducción del concepto de "agricultor activo", puesto que conlleva que se sustituyan las políticas de "desincentivar la producción" por otras de "incentivos". A su juicio, "la realidad no permite darse ese lujo" en un contexto de mayor crecimiento de la demanda frente a la oferta de productos agrarios que, según el conselleiro, seguirá en ascenso en Europa durante los próximos años.

Gestión de los mercados

En cuanto a las propuestas sobre gestión de los mercados, una vez más ha visto "positivas pero insuficientes" las medidas para proteger a los agricultores frente a las oscilaciones de los mercados mediante el mantenimiento de los mecanismos de intervención existentes y la creación de un fondo para crisis alimenticias y uno de globalización, previsto para compensar los prejuicios por la apertura de los mercados mundiales.

También se ha referido a la proposición de adaptar las normas de la competencia al sector agrario y permitir que este negocie con el industrial, a fin de que posea una mayor influencia en la cadena comercial, medida que ha juzgado "muy favorable" y que, según ha recordado, ya se aplica en el sector lácteo.

Acerca de las políticas de desarrollo rural, Juárez también ha expresado su conformidad con la mayoría de las propuestas, a excepción de lo tocante al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), pues, ha asegurado, "no es oportuno" exigir que los estados miembro, con los actuales "problemas presupuestarios", cofinancien un 50 por ciento del fondo, cuando antes se requería la mitad.

Aspectos positivos y negativos

Así las cosas, el conselleiro ha indicado que las propuestas que se han hecho públicas este miércoles, cuentan con "aspectos positivos y negativos", por lo que los próximos meses serán "muy importantes" para que esta reforma "no suponga un menoscabo en las ayudas y en el sistema agrario gallego".

Con todo, ha admitido que "en vez de una reforma tan revolucionaria", su departamento hubiese preferido que se optase por "modificaciones concretas" y ha puesto en duda que las medidas formuladas por el comisario de agricultura vayan a permitir la pretendida "simplificación de la PAC", ya que, según ha opinado, con el planteamiento actual incluso "se complicarán" los trámites burocráticos.

Así, para el período 2014-2020, no solo toca renovar la PAC, sino también su presupuesto, cuyo peso se reducirá, según se anunció en junio, del 39 al 36 por ciento del presupuesto comunitario. Esto supone "en términos reales" —ha advertido Juárez— una congelación de los mismos y una bajada en su conjunto del 11 por ciento, siendo la única política que reduce su peso entre las que gestiona la UE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento