Esta decisión sigue a la que adoptó el jueves el pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que acordó la revisión de los periodos de cumplimiento de prisión y de los beneficios penitenciarios a los presos de ETA que les hayan supuesto rebajas en el tiempo de cumplimiento, según explicaron varios medios.

'Es razonable que la ley asegure que los beneficios penitenciarios estén condicionados a un horizonte de resocialización y de reinserción social positiva', dijo el ministro en la localidad palentina de Magá de Pisuerga.

'Por consiguiente, (que) aquellos delitos especialmente odiosos, que mayor alarma provocan en la sociedad y en la ciudadanía, exijan una reinserción social positiva para poder acceder a los beneficios penitenciarios', explicó.

Es una medida que se aplicará a los presos juzgados de acuerdo con el Código Penal de 1973, que establecía unos beneficios penitenciarios que se fueron matizando o reduciendo en las posteriores reformas de 1995 y 2003.

En el trasfondo se encuentra la polémica surgida tras el anuncio de una posible liberación del preso José Ignacio de Juana Chaos, condenado por pertenecer a ETA, y que estuvo a punto de salir de la cárcel tras cumplir 18 de los 3.000 años a los que fue sentenciado.

Como han explicado varios medios, De Juana Chaos no saldrá finalmente de la prisión porque otro juez ha dictado una medida preventiva contra él por los presuntos delitos de amenazas y pertenencia a banda armada.