Palma no podrá responder a la demanda de vivienda nueva en 2012 por la paralización en el sector, según los promotores

Si se cumplen las previsiones, este año se venderán 3.000 nuevos inmuebles en Mallorca, frente a los 7.000 de antes de la crisis
Un Bloque De Pisos Nuevos En Palma
Un Bloque De Pisos Nuevos En Palma
EUROPA PRESS

Palma no podrá responder a la demanda de vivienda nueva en 2012, dado que la paralización en el sector de la construcción ante la falta de financiación por parte de las entidades bancarias impedirá que se continúen vendiendo anualmente una media de 3.000 pisos en Mallorca, teniendo en cuenta que a finales de este año, sólo habrá un stock de 2.000 nuevos inmuebles.

Así lo ha informado a Europa Press el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Baleares, Gabriel Oliver, quien ya ha vaticinado que el próximo año se dará una situación "atípica" en la isla, ya que, a diferencia de lo que ha sucedido desde que comenzó la crisis, habrá más demanda de viviendas nuevas que pisos para vender en el mercado libre.

En esta línea, ha detallado que aunque los bancos ofrecieran financiación para comenzar a construir, las viviendas tardarían entre dos o tres años en estar concluidas, por lo que no sería hasta el 2014 o 2015 cuando se comenzaría a responder a la demanda real de pisos nuevos "con mucha suerte si encontramos financiación para el sector inmobiliario".

Actualmente, Oliver ha revelado que cada mes se venden en la isla alrededor de 252 nuevas viviendas, por lo que en el 2011 ya se han vendido más de 2.000 pisos cumpliendo así las previsiones de los promotores para este año, que auguraban comercializar 3.000 inmuebles.

No obstante, ha recordado que esta cifra está muy lejana, respecto a las 7.000 u 8.000 viviendas que se vendían en 2006 antes de la crisis económica, lo que supone que, en los últimos años, se han vendido un 40 por ciento menos de pisos.

Además, ha incidido en que "cada vez se van a vender menos inmuebles, ya que hay menos producto en el mercado", teniendo en cuenta que al comienzo de la crisis había 12.000 pisos libres en Mallorca, de los que 6.000 estaban sin vender y la otra mitad en ejecución.

1.500

Pisos paralizados por falta de financiación

"Hoy día, ya han finalizado todas las obras de los pisos que se estaban construyendo, por lo que se han incorporado al mercado, de modo que ya se han vendido unos 9.000", ha señalado Oliver, quien ha recalcado que, por el contrario, se paralizaron las obras de 1.500 pisos por falta de financiación y que serán los primeros en construirse en cuanto las entidades financieras otorguen créditos para reanudar los trabajos y poder responder a la demanda.

Por tanto, ha remarcado que en los dos próximos años, no se van a poder incorporar más viviendas al mercado libre, por lo que si se continúa vendiendo 3.000 pisos al año, en 2012 "no habrá stock, sobre todo, en las ciudades grandes como Palma", donde hay una mayor demanda, dado el crecimiento constante de la población.

Oliver ha desvelado que durante este año, sólo se han visado 1.000 nuevas viviendas en Mallorca, si bien ha precisado que la mayoría de ellas han sido impulsadas por particulares que tienen un solar y que han decidido construirse un piso unifamiliar.

Para el presidente de los Promotores Inmobiliarios de Baleares, en las islas se ha dado una situación "injusta" teniendo en cuenta que el Banco de España ha aplicado la misma normativa en todas las Comunidades Autónomas "penalizando las inversiones de los bancos en el sector inmobiliario, con el fin de evitar la sobreoferta de vivienda".

De este modo, Oliver ha censurado que el Banco de España "no ha tenido en cuenta que en la sobreoferta de pisos en el archipiélago era "menor" que en otras regiones y, además, ésta se ha ido "equilibrando" en los últimos años hasta llegar a la situación de que no se va a poder responder a la demanda en los próximos años.

Por otro lado, ha indicado que, en estos momentos, se da la situación de que entre el 70 y el 80 por ciento de las viviendas usadas que hay en el mercado pertenecen a las entidades financieras, si bien ha apuntado que se trata de pisos "antiguos y de baja calidad y, por tanto, no suponen ninguna competencia para los inmuebles nuevos".

Preguntado por la posibilidad de que los ciudadanos opten por el alquiler, ha considerado que la gente que tiene posibilidades económicas prefiere un alquiler con opción a compra. Además, a su juicio, "el alquiler puro y duro se destina a los segmentos sociales más bajos y estos, con la actual situación económica, no pueden ni pagarlo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento