Asesinato racista Bélgica
Zona acordonada por la policía tras registrarse el tiroteo. (Efe) EFE/Dirk Waem
Hans Van Themsche, miembro de una familia del núcleo duro del extremismo ultraderechista, mató el jueves con un arma comprada esa mañana a una mujer negra y una niña blanca e hirió a otra mujer de origen turco en un acto calificado de racista.

Se trata de un acto de racismo extremo

El presunto autor es primo de una parlamentaria regional del Vlaams Belang, el
partido ultraderechista y xenófobo flamenco, y su padre es también militante de la extrema derecha.

El recorrido sangriento de Van Themsche dejó en shock a los belgas que, apenas un mes después de la  manifestación por el asesinato de Joe Van Holsbeeck, asesinado por un menor polaco para robarle su mp3, se preguntan por los motivos de la reciente ola de violencia racista en Bélgica.

El diario socialista De Morgen recordó que, en apenas una semana, se han multiplicado los incidentes de este tipo.

Un grupo de "cabezas rapadas" dejó en coma a un joven negra; un joven marroquí se ahogó cuando era perseguido por los clientes de una discoteca y ahora los crímenes sangrientos cometidos por Van Themsche.

El periódico se preguntó si lo de Amberes es obra de un loco aislado o si de verdad existe un contexto social que en teoría prohíbe y castiga el racismo, pero en la práctica lo tolera.

"Mirada guerrera" 

Testigos del doble asesinato aseguraron que Van Themsche tenía una mirada y una actitud guerrera, cuando lo vieron pasar por las calles de Amberes, apuntando de manera deliberada a sus víctimas, todas con aspecto de extranjeras.

Tenemos que evitar que nuestra sociedad entre en una espiral de violencia

Para el primer ministro belga, Guy Verhofstadt, no cabe ninguna duda de que se trata de un acto de "racismo extremo".

Verhofstadt llamó enseguida a todas las comunidades del país a "reaccionar con cautela a esos asesinatos cobardes" e insistió en que "tenemos que evitar que nuestra sociedad entre en una espiral de violencia".

Por su parte, el diario francófono La Libre Belgique apuntó hoy con dedo acusador al "discurso racista" que actualmente reina en Flandes, la región norte de Bélgica, y aseguró que "no es racional".

"Es un discurso de prejuicios y lamentablemente ha conquistado gran parte del electorado flamenco", dijo el diario, que añadió que "las dinámicas del racismo son muy convincentes: se aprovechan del miedo de la gente y describen al extranjero como el responsable de todo lo que va mal".

El acalde de Amberes ha convocado una manifestación en la ciudad

Más en concreto, señala la actitud "hipócrita" del Vlaams Belang, que "denuncia los asesinatos en Amberes, pero a veces su discurso legitima la violencia".

En las pasadas elecciones al Parlamento Flamenco, celebradas en junio de 2004, el Vlaams Blok (antiguo nombre del Vlaams Belang) se convirtió en el segundo partido más votado de Flandes.

A nivel municipal, es el partido más votado de Amberes con el 33% de los votos, muy por encima del partido socialista SP.A, que logró un 19,5% del apoyo popular.

El alcalde de Amberes, el socialista Patrick Janssens, ha convocado una manifestación masiva en la ciudad, que probablemente se celebrará el próximo 26 de mayo.