El Consell de Govern de este viernes ha aprobado el acuerdo que supone la eliminación de los liberados sindicales, y ha anunciado que durante la próxima semana se reunirá con los representantes de las organizaciones para "intentar acercar posturas" en referencia al denominado crédito horario.

Así lo ha anunciado el portavoz del Ejecutivo y conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, quien ha remarcado que todos los departamentos del Govern cuentan con representación sindical. En este sentido, ha señalado que hay 289 personas con este tipo de tareas.

En el encuentro de la próxima semana, para el que todavía no existe una fecha concreta ni orden del día, será un "intento de aproximación" para "no perder el canal de interlocución". En cualquier caso, Bosch ha reiterado que las medidas impulsadas por el Ejecutivo "son para salvar las conquistas sociales" alcanzadas hasta el momento.

En referencia a las críticas del Govern a los sindicatos, Bosch ha indicado que el Ejecutivo ha adoptado "decisiones complicadas que, posiblemente, se tendrían que haber tomado ya". Así, ha admitido que se pueden producir "fricciones" en determinadas situaciones, y ha confiado en que en la reunión puedan "acercar posturas" y se puedan "tomar decisiones con la rapidez adecuada".

En concreto, se ha aprobado la suspensión del acuerdo que regulaba la acción sindical en la administración en diferentes aspectos como los liberados sindicales, las secciones sindicales o los criterios de ocio. Además, se constituirán las bolsas de crédito horario de la administración general y de los sectores docente y sanitario.

Las organizaciones sindicales podrán distribuir libremente las horas de las que disponen en cada una de las bolsas siempre que la persona beneficiaria pertenezca al sector del cual procede el crédito. Además, para poder acumular un crédito horario a tiempo total serán necesarias un mínimo de 140 horas.

Los sindicatos afectados por esta suspensión tendrán 15 días, a partir de la entrada en vigor del acuerdo, para adaptar las bolsas de crédito y comunicar la nueva distribución.