Bolsa
Bolsa ARCHIVO

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, ha moderado su caída y, a dos horas del cierre, está en verde con una subida del cercana al 0,70%. Tras toda la jornada perdiendo fuerza, recupera el terreno perdido acercándose a la barrera de los 8.000, a la espera de las conclusiones de la reunión del G-20, que ha anunciado su compromiso con la estabilidad del sistema bancario.

El grupo de las veinte naciones más poderosas del planeta (G20) ha prometido dar una respuesta "fuerte y coordinada" a los problemas por los que atraviesa la economía mundial y a las actuales turbulencias de los mercados. La reunión debe aplacar el miedo a una nueva recesión mundial, a la desaceleración del crecimiento en Estados Unidos y a la suspensión de pagos de Grecia.

Más descensos en la Bolsa europea

Pese a que los futuros estadounidenses se negociaban claramente en positivo, las principales bolsas europeas llegaban a dos horas del cierre con descensos: Fráncfort bajaba el 1,65%, y Londres, el 0,82%, en tanto que París perdía el 1,34%.

La volatilidad es un día más protagonista del parqué. Los inversores se desayunaban con la rebaja de Moody's a ocho bancos griegos y con la noticia que publica el Financial Times de que la UE habría urgido a siete entidades españolas que pasaron más justas los test de estrés del pasado verano a acelerar su recapitalización para tranquilizar a los mercados.

Los bancos incluidos en esta lista negra son el Banco Popular, el Sabadell, Bankinter, Bankia, Banca Cívica, Novacaixagalicia y la Caixa Ontinyent. Ante estas afirmaciones, el Banco de España y el Gobierno han salido a defender la solvencia de la banca nacional.  En el mercado de divisas, el euro recuperaba algo de terreno frente al "billete verde" estadounidense y se cambiaba a 1,350 dólares.