Santorum
Captura de pantalla de la intervención de Rick Santorum en el tercer debate republicano. Youtube

"Ningún tipo de actividad sexual tiene lugar en el ejército". Así de rotundo respondió el candidato del Partido Republicano Rick Santorum cuando le preguntaron si, en el caso de que superara las primarias de su partido y llegase a la presidencia del Gobierno de Estados Unidos, recuperaría la ley que prohibía a los homosexuales servir en las Fuerzas Armadas, según informa el diario The Huffington Post. Esta ley fue eliminada hace pocos días por el Pentágono, tras ser derogada en el Congreso.

Tuvo que "mentir sobre quién era" para poder trabajarEn el tercer debate republicano celebrado el jueves en Florida, el militar Stephen Hill lanzó una cuestión a Rick Santorum a través de un clip de vídeo donde le preguntaba sobre si se plantearía reimplantar el "no preguntes, no cuentes" que hasta ahora impedía a los homosexuales desvelar su tendencia sexual en el ejército.

Hill es un soldado que cumple servicio en  Irak desde 2010 y que, hasta esta semana, tuvo que " mentir sobre quién era" para trabajar en el ejército. Para el candidato republicano, la supresión de esta norma otorga un "privilegio especial" a este colectivo. Además añadió que  los militares solo "deben hacer una cosa: defender nuestro país".

"Experimentación social"

Así, este candidato republicano insinuó que su administración recuperaría la norma en el caso de alcanzar la presidencia, pero decidió ir más allá "lo que estamos haciendo ahora es una experimentación social con nuestros militares. Esto es trágico."

Las reacciones de los asistentes al debate no se hicieron esperar. Lejos de escandalizarse por la respuesta del candidato, el público abucheó al experimentado militar cuando confesó su homosexualidad y formuló la polémica pregunta.