El joven, Antonio B.H., de 28 años, acabó esta madrugada con la vida de su madre en una riña familiar ocurrida en un piso del barrio barcelonés del Guinardó, según fuentes policiales. La víctima, D.H.F., de 56 años, fue acuchillada y después arrojada por la ventana de una vivienda situada en el segundo piso del número 48 de la calle Art, en el distrito de Horta-Guinardó.

Una llamada al 061 avisó a las 05:16 horas del suceso y en el momento en el que los agentes llegaron al lugar del homicidio se encontraron a la mujer muerta en plena calle y con pérdida de masa encefálica. En la misma calle detuvieron al joven, cuya ropa estaba manchada de sangre.

Al lugar se desplazaron dotaciones de la Policía Científica, de la Sección de Homicidios y personal del Juzgado de Guardia, según las mismas fuentes La policía ha trasladado al Hospital Clínic de Barcelona para evaluar su estado psíquico y toxicológico al joven detenido, el cual que ha admitido a la policía ser el autor del homicidio, no tiene "nada grave" desde el punto de vista físico, según las mismas fuentes.

Los vecinos no oyeron nada

Los vecinos del inmueble donde se ha cometido el parricidio aseguran que en la madrugada "no se ha oído nada, ni gritos ni peleas", por lo que desconocen cuál ha podido ser el motivo que ha llevado al joven a acuchillar y defenestrar a su madre.

Madre e hijo vivían en este inmueble "desde hacía unos 12 años", según un vecino, quien asegura que en todo este tiempo nunca habían protagonizado ninguna pelea y que la mujer era "una buena persona".