‘El árbol de la vida’: viaje a las raíces del alma

El árbol de la vida
El árbol de la vida
Archivo

Cualquier aficionado al séptimo arte no puede más que alegrarse por esta segunda edad de oro que parece estar viviendo Terrence Malick. Su última (gran) obra, El árbol de la vida, le está reportando algunos de los mejores momentos de su atípica carrera: Palma de Oro en el Festival de Cannnes y, ahora, el premio FIPRESCI que recibirá (aunque no sea personalmente) en el Festival de San Sebastián.

Atrás quedan los duros momentos profesionales y su voluntaria retirada de más de veinte años tras el fiasco comercial que supuso su segunda película, Días del cielo, a pesar de su premio a la Mejor Dirección de Cannes en 1979. Malick ha resucitado. Y comparte con nosotros esta epifanía de la vida, que en ocasiones evocará a maestros como Kubrick (a quien le une también su animadversión a las apariciones públicas), Bergman o Tarkovsky.

Su quinta película en cuarenta años, el proyecto del montaje infinito (retrasó un año su presentación en Cannes por este motivo), es toda una experiencia visual que oscila entre lo más personal de cada uno de nosotros y lo más universal. Un trayecto vital que entrelaza los recuerdos infantiles de un hombre insatisfecho (Sean Penn) con imágenes hipnotizantes sobre el origen del mundo.

Poesía cinematográfica que rememora la infancia de Jack en algún lugar del medio oeste americano en los años cincuenta —un padre estricto (Brad Pitt) que no supo corresponderle, los estrechos lazos que lo unieron a su hermano muerto o la delicadeza y amor infinito de su madre (Jessica Chastain)— para demostrar que en la niñez, en sus vivencias y, sobre todo, en sus dolores y traumas encontraremos la esencia del adulto que seremos después. Prepárense para un viaje con final abierto a las raíces del alma humana. El cine convertido en acto de fe o de espiritualidad en busca de la razón de ser de cada cual.

EL ÁRBOL DE LA VIDA. EE UU, 2010 / Dir.: Terrence Malick / Estreno: 16 de septiembre

Mostrar comentarios

Códigos Descuento