Impuesto sobre el patrimonio: ¿pagan más los ricos o se 'castiga' a los ahorradores?

  • El Consejo de ministros reactivará dicho tributo este viernes.
  • Es un impuesto directo y progresivo que se aplica sobre el patrimonio personal de las personas físicas y complementa al IRPF.
  • Antes de su supresión en 2008, lo pagaban los contribuyentes cuya base imponible superara los 108.182 €, o cuyo patrimonio excediera de 601.012.
  • Blanco ha anunciado que tras su reactivación afectará a unas 90.000 personas con más de un millón de euros.
Billetes de euro.
Billetes de euro.
JORGE PARÍS

El Gobierno reactivará en el Consejo de ministros de este viernes el impuesto sobre el patrimonio, una decisión que se llevará a cabo por petición expresa del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba. La medida no está exenta de polémica: algunos políticos consideran que es un impuesto que penaliza a las clases altas, mientras otros dicen que castiga a los ahorradores. En las comunidades gobernadas por el PP, la decisión de recuperarlo no es unánime y el líder del partido, Mariano Rajoy, rechaza de plano volver a este impuesto recaudatorio.

¿En qué consiste el impuesto sobre el patrimonio?

Es un tributo de carácter directo y progresivo que se aplica sobre el patrimonio personal de las personas físicas (no sobre los ingresos o transacciones y tampoco sobre las empresas). Se calcula basándose en el valor de todos los bienes del sujeto pasivo y complementa al IRPF. La recaudación y la gestión de este impuesto corresponde a las comunidades autónomas.

¿Cuándo se puso en marcha por primera vez?

El impuesto sobre el patrimonio se estableció con carácter temporal en la reforma del sistema fiscal de 1977, y su objetivo inicial era obtener información fiscal, más que el afán de recaudar. La ley actual sobre este impuesto, del año 1991, significó su incorporación al sistema tributario con carácter estable.

¿Cuándo se quitó?

El Gobierno de Zapatero anunció su supresión (que no eliminación) a principios de diciembre de 2007, y dicha modificación entró en vigencia el 1 de enero de 2008 por la Ley 4/2008. Al excluir a todos los contribuyentes de pagar este impuesto, también se suprimió la obligación de presentar su declaración correspondiente.

Ahora, el Gobierno recuperará este impuesto mediante un real decreto (pudiendo así introducir modificaciones) y sin necesidad de una nueva ley, como tendría que haber ocurrido en el caso de que el impuesto hubiera sido eliminado.

¿A quién gravaba?

Este tributo era una de las figuras impositivas más criticadas, ya que recaía en las clases medias y altas. La justificación por parte del presidente del Gobierno para su supresión era que este impuesto lo pagaban sobre todo sobre las clases medias, no las altas, que según Zapatero tienen "diversos instrumentos y fáciles mecanismos de elusión".

¿A partir de qué cantidad se aplicaba?

Antes de su supresión, estaban obligados a declarar aquellos contribuyentes cuya base imponible fuera superior a los 108.182 euros (el valor de los bienes una vez descontadas las cargas o gravámenes, como las hipotecas), o cuando el valor de los bienes y derechos excediera de 601.012 euros.

Sin embargo, los contribuyentes estaban exentos de declarar algunos bienes como la vivienda habitual o el negocio que supusiera la principal fuente de ingresos, siempre que no superaran los 150.253 euros.

El ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, ha asegurado este miércoles que el impuesto de patrimonio, que se recuperará el próximo viernes, afectará a unas 90.000 personas con más de un millón de euros. "Se trata de que la gente que tiene grandes patrimonios contribuya a la Hacienda pública", ha señalado. Sin embargo, ha precisado que aún no se ha determinado con exactitud la cifra a partir de la cual se pagará este gravamen.

¿Cuánto dinero se recaudaba con el impuesto?

En 2007, afectaba a casi un millón de contribuyentes (981.000) y en ese ejercicio supuso 2.100 millones de euros de recaudación. Lo que más se declaraba eran acciones, seguidas de pisos. Una vez reactivado este impuesto, Alfredo Pérez Rubalcaba asegura que les permitirá recaudar en torno a los 1.400 millones de euros.

Aún no se conoce cómo se gravará a los contribuyentes con este nuevo tributo, si bien el impuesto sobre el patrimonio desactivado por el gobierno socialista en 2008 aplicaba unos tipos imponibles progresivos de entre el 0,2% y el 2,5%, dependiendo del nivel de riqueza de cada ciudadano.

¿Quién lo quiere recuperar?

No todas las comunidades autónomas se han mostrado partidarias de reactivar este impuesto. Dentro de las comunidades en las que gobierna el PP la decisión de incorporarlo no es unánime. Valencia, Baleares, Castilla-La Mancha y Aragón han avanzado que seguirán sin recaudarlo, mientras que Extremadura y Galicia defienden este gravamen y son partidarias de restablecerlo. Andalucía (PSOE) ve bien que se recupere este impuesto. Otras comunidades no han querido adelantar su postura hasta conocer el decreto (Cantabria y Madrid) o bien están a la espera de lo que hagan las demás regiones (Navarra).

¿Qué otros países aplican este impuesto?

En Europa, el impuesto sobre el patrimonio solo se aplica en Francia, Suiza, Noruega y Lietchestein. Fuera del continente europeo, Colombia e India administran este tributo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento