Villepin protagoniza un nuevo episodio del 'Watergate' francés. (Reuters)
Villepin protagoniza un nuevo episodio del 'Watergate' francés. (Reuters) Reuters

No obstante, el primer ministro ha modificado su última versión y ha reconocido que el nombre de Sarkozy fue evocado con los servicios secretos.

En cualquier caso, Villepin ha vuelto a declararse "profundamente herido" y ha criticado que los diarios y la oposición le hayan acusado de "mentir".

Ni menciones, ni instrucciones

Nunca, en ningún momento, se trató de investigar a ninguna personalidad política

El dirigente también ha exculpado al presidente, Jacques Chirac y ha aseverado no haber mencionado nunca el asunto con él ni haber recibido instrucciones de su parte para ordenar pesquisas sobre otros dirigentes políticos.

"Nunca, en ningún momento, se trató de investigar a ninguna personalidad política", subrayó Villepin.

Cambio de versión 

Nicolas Sarkozy no fue mencionado en relación con el asunto 'Clearstream', pero sí como ministro del Interior

El jefe del Gobierno, sin embargo, sí modificó en una rueda de prensa su versión de los hechos sobre el polémico montaje conocido como 'caso Clearstream'.

Si hace dos día Villepin explicaba que el nombre de Nicolas Sarkozy no fue "nunca mencionado" en su reunión del 9 de enero de 2004 con el general de Inteligencia Philippe Rondot, hoy, sin embargo, ha precisado que el nombre de Nicolas Sarkozy no fue mencionado "en relación con el asunto" Clearstream, pero sí como ministro del Interior.

Dispuesto a testificar

En cualquier caso, Villepin ha afirmado que lo ocurrido no le apartará de su cargo como primer ministro, y se ha mostrado dispuesto a testificar ante los magistrados.

En toda democracia, hay momentos difíciles (...), hay que hacer frente a estas pruebas

"En toda democracia, hay momentos difíciles (...), hay que hacer frente a estas pruebas", ha manirfestado el dirigente galo, cuya actuación en esta crisis ha sido cuestionada en los últimos días incluso por miembros de su propio partido, la UMP.

Mentiras

Según publicó ayer el diario francés Le Monde', el primer ministro mintió cuando aseguró que "nunca" había ordenado ninguna investigación sobre dirigentes políticos.

Rondot ha declarado a los jueces que Villepin le pidió que investigase a otros miembros de su gabinete

El general de Inteligencia Philippe Rondot ha declarado a los jueces que Villepin le pidió el 9 de enero de 2004 que investigase a otros miembros de su gabinete, por orden presunta del presidente Jacques Chirac, y sin dar parte a los interesados ni al entonces primer ministro, Jean Pierre Raffarin.

El primer ministro ha explicado que organizó esa reunión con Rondot "para confirmar la veracidad de unas informaciones relacionadas "con el terrorismo y circuitos financieros mafiosos", que suponían una amenaza para Francia.

El jefe del Ejecutivo ha explicado que existe un "riesgo de instrumentalización" en este caso de posible espionaje político y que las críticas hacia su actuación "son ataques injustificados" basados en "calumnias y mentiras".

"Me pregunto quién manipula a quién", agregó.

    NOTICIAS RELACIONADAS