Rodrigo Rato en la presentación de Bankia
El expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, durante la presentación de Bankia. Manuel Bruque / EFE

El próximo 3 de octubre Bankia entrará a formar parte del Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, algo más de un mes y medio después de que la entidad que preside Rodrigo Rato debutase en el parqué a un precio de salida de 3,75 euros. Desde esa fecha, los títulos de la entidad han experimentado un retroceso de 1,6%.

El banco resultante de la integración de las cajas de ahorros Caja Madrid, Bancaja, la Caja de Canarias, Caixa Laietana y las de Ávila, Segovia y Rioja sustituirá en el índice a Iberdrola Renovables, que abandonó el Ibex 35 el pasado 8 de julio tras la fusión por absorción con su matriz.

Un paso más en la diversificación y de la estructura accionarial Con una capitalización bursátil de 6.400 millones de euros, Bankia se sitúa como la cuarta entidad financiera española por capitalización y la decimocuarta compañía cotizada.

Para la entidad que preside el ex ministro popular , la inclusión del banco en el principal selectivo español "redundará en beneficio" de los cerca de 350.000 accionistas que confiaron en ella. La incorporación supondrá, "un paso más en la diversificación y de la estructura accionarial de Bankia".

Solo contará para el índice bursatil  el 80% de las acciones El Comité Asesor Técnico del índice bursátil ha anunciado al cierre del mercado que solo contará el 80 % de las acciones de Bankia, que ascienden a 1.386 millones de títulos, para calcular su participación en el índice, cuyo ajuste se realizará al cierre de la sesión del 30 de septiembre.

Bankia, que ganó 205 millones de euros en la primera mitad del año y que cuenta con un volumen total de activos de 285.000 millones, anunció en enero su intención de salir a bolsa, una decisión que se produjo finalmente el 20 de julio.

Entre los principales accionistas de Bankia se encuentra la aseguradora Mapfre, que se hizo con el 4,11% de la entidad tras invertir 280 millones de euros y el Banco Popular, que acudió a la la Oferta Pública de Suscripción de acciones (OPS) con 40 millones.

El Banco Sabadell también apoyó Bankia con unos 42 millones de euros -12 millones a través de fondos y sicavs y 30 mediante la cartera del banco-, además de colocar otros 10 millones entre sus clientes.