La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha asegurado este jueves que el eje central y el corredor mediterráneo son compatibles, pero ha advertido que en caso de que haya que elegir, hay que priorizar el eje de Algeciras hasta la frontera francesa.

La consellera ha esgrimido datos económicos, de tráfico de contenedores, de PIB o riqueza para que se priorice el Corredor Mediterráneo, "y eso es lo que debe hacer el Gobierno de España, que es el que siempre ha ostentado la representación de España ante la Unión Europea".

Bonig, junto a la consellera de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, Maritina Hernández, se ha reunido con responsables del sector agroalimentario para analizar la incidencia del Corredor Mediterráneo en este ámbito.

En este sentido, la consellera de Infraestructuras ha indicado que la Generalitat lleva "muchísimo tiempo exigiendo la inclusión del Corredor Mediterráneo" como proyecto prioritario dentro de la Unión Europea y ha destacado que esta infraestructura convertirá a la Península Ibérica en "una gran plataforma logística internacional que permita ese tráfico de mercancías de Oriente, que llegan a través del Estrecho y del Canal de Suez y también de ser la puerta para el transporte de mercancías del Norte de Africa".

Ha destacado la implicación del sector de agroalimentario de exportación y producción y ha remarcado que permitirá la apertura de nuevos mercados hacia la Europa Oriental.

La consellera ha instado a "sumar" las fuerzas políticas, de las administraciones, empresarios y sociedad civil y ha asegurado que el Consell no va a "parar ni a decaer en nuestra presión positiva para un proyecto que es fundamental, un proyecto de Estado, y de verdadera cohesión y vertebración de toda Europa".

Por su parte, la consellera de Agricultura, Maritina Hernández, ha definido el Corredor Mediterráneo como un "instrumento de competitividad para nuestro territorio y nuestra economía" y ha destacado que éste es un "momento decisivo en el que es necesario que toda la sociedad valenciana esté a favor de lo que sera una puerta al futuro de nuestra sociedad".

En este sentido se ha referido al sector agroalimentario como "clave" para la economía valenciana, ya que supone el 23 por ciento de las exportaciones de la Comunitat. A su juicio, el Corredor Mediterráneo "nos permitirá llegar en condiciones de competitividad a los países de la Europa Central y Oriental", en los que la distancia genera problemas logísticos.

Nuevos mercados

Por su parte, el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores, Cristobal Aguado, ha manifestado que la infraestructura es "necesaria y se tiene que construir lo antes posible", porque ahorrara costes, permitirá una mayor penetración a mercados y "nos facilitará generar más empleo, más riqueza y más cuidado del paisaje".

A su juicio es "el corredor que más razones tiene para ser construido urgentemente" y ha advertido al Gobierno de España de que "o lo entiende y entra en el siglo XXI o seguirá haciendo la política de campanario de 'del que es más amigo se la lleva', sin importar si tiene razones, si tiene sentido o no".

El presidente de exportadores de frutas y hortalizas de Alicante, Jorge Brotons, ha señalado que no se puede perder esta oportunidad y que hay que ser compettitivos respecto al transporte, mientras que el presidente de la Federación Empresarial de Agroalimentación de la Comunitat Valenciana, Federico Félix, ha argumentado que no se puede renunciar a "ese Corredor, con el que nos jugamos nuestro futuro".

Consulta aquí más noticias de Valencia.