Los camiones podrán circular en Euskadi los domingos y festivos, aunque lo deberán hacer bajo unas escrupulosas restricciones.

El Gobierno vasco hará caso a las sentencias del Tribunal Superior de Justicia, que ha declarado ilegal la prohibición vasca de que circulen los camiones durante los días festivos.

Pese a ello, el Ejecutivo regulará su circulación para mantener la seguridad y la fluidez de la circulación.

 Así, se abrirán, temporalmente, las principales vías que permiten cruzar la comunidad autónoma (algunos tramos de AP-68, A-8, N-1, A-15, N-240 y N-622).

También se impedirá la circulación de vehículos pesados en aquellos tramos y franjas horarias en los que se producen incrementos significativos de la circulación por salida y retorno de vacaciones, fines de semana o puentes festivos.

Las limitaciones se mantendrán en las conexiones con Francia con el cierre de fronteras para evitar que los camiones estacionen en los arcenes de la autopista.