¿Cómo saber si una idea es un buen negocio? ¿Cuáles son las claves para triunfar innovando? ¿Qué hacer si fracaso en el primer intento empresarial?

La Consejería de Innovación pondrá en marcha en los próximos meses ocho nuevos centros para apoyar a los emprendedores andaluces en Sevilla, Jaén, Córdoba, Huelva, Cádiz, Algeciras, Jerez y Marbella. En toda Andalucía existen 150 escuelas empresariales, donde se gestaron en 2005 más de 1.130 empresas. Lo anunciaron ayer en el Día del Emprendedor, un macroencuentro pionero en el país que termina hoy en el Palacio de Congresos de Sevilla.

«El evento –hay 2.000 acreditados– ha reunido a emprendedores activos que andan buscando su camino, potenciales emprendedores en formación que necesitan ser motivados y sensibilizados, y empresarios incipientes con necesidad de incorporar las nuevas tecnologías como elemento competitivo de su empresa», explica Rafael González, uno de los organizadores del encuentro.

Aquí te pillo

En el palacio de congresos de sevilla

Pilar tojar. 43 años, Ceuta

«Quiero lanzar una marca de ropa de mujer para jugar al pádel. La colección ya está diseñada. Vamos a empezar a fabricarla y a comercializarla. En la Fundación San Telmo nos están asesorando muy bien. Tener una empresa es como un bebé, hay que cuidarlo y verlo crecer. Es lo mejor que te puede pasar. Hay que echarle muchas ganas».

Ángel Hernández. 30 años, Sevilla

«Sueño con crear una empresa de gestión cultural. Soy historiador. Hice un curso de gestión de patrimonio histórico y me he animado a crear una empresa de gestión cultural que preste servicios arqueológicos, de restauración, etc. Lo que más miedo me da es empezar a moverme».

Caridad Vidal. 25 años, cádiz

«Soy cantaora y quiero explotar el turismo flamenco. Como canto, he ganado varios premios y conozco las necesidades del mercado del flamenco fuera de España, quiero explotar esta cultura en Andalucía. Estoy redactando el proyecto de mi futura empresa y formándome».

Javier Peralta. 30 años, Jaén

«Me gustaría crear una carpintería metálica. Llevamos cinco meses redactando el proyecto de la que será nuestra futura empresa. Se tratará de una carpintería metálica donde trabajaremos la forja. Lo más complicado es el tema económico y que las subvenciones siempre se reciben muy tarde».