Los sindicatos UGT, CC.OO y USO en Canarias han convocado una concentración para este martes a las 19.00 horas frente a la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife y una manifestación a la misma hora en Las Palmas de Gran Canaria que saldrá desde la Avenida San Telmo hasta la Subdelegación del Gobierno en protesta por la reforma constitucional.

El secretario general de UGT, Sergio Marrero, ha apuntado este viernes en una rueda de prensa conjunta por lo tres sindicatos que la propuesta para la reforma constitucional ha sido elaborada conjuntamente por el

Psoe y pp "por lo que el partido socialista se ha aliado a la derecha más conservadora de Europa".

Asimismo, ha añadido que será una reforma que "limitará gravemente la autonomía de los gobiernos democráticos y la capacidad de autogobierno presupuestaria referente a las administraciones públicas, lo que supondrá una amenaza permanente para las prestaciones e instituciones del estado de bienestar".

"La cercanía a las Elecciones Generales, ha hecho que los diputados socialistas están mas pendientes por saber si repetirán en las listas electorales, es decir, si van a seguir calentando el sillón de turno y no defender lo que es el interés general de todos los españoles", agregó Marrero.

Por su parte, el secretario de CC.OO, Juan Jesús Arteaga, ha afirmado que es una reforma constitucional que se ha planteado como algo técnico "cuando realmente es algo que va relacionado con todos los ciudadanos". "Mi mayor preocupación es que esta reforma se ha realizado sin ningún tipo de debate y en vacaciones, por lo que los ciudadanos tienen que entender que esto si es importante y hay que movilizarse", añadió Arteaga.

También, el secretario de CC.OO ha afirmado que será "una reforma que lo único que consagra es un principio ideológico" y que significará "recortes en la seguridad social y recortes públicos, por lo que es necesario que sea legitimado por los ciudadanos".

Por último, la secretaria de USO, Carmen Cabello ha exigido que el trámite de la reforma se someta a un referéndum, para que el pueblo pueda manifestar su opinión.