El Gobierno cántabro ha expresado su "profunda preocupación" ante los datos de paro de agosto, que aumentó un 1,6% respecto a julio y un 9,7% en comparación con el mismo mes del año anterior. Se trata, según ha reconocido este viernes la directora general de Trabajo, Rosa María Castrillo, de una noticia que "ni mucho menos" se esperaban "de forma tan negativa".

En rueda de prensa, ha admitido que el incremento mensual del número de parados, que creció en 664 personas, hace que sea "el peor mes de agosto" desde que "comenzaron a notarse los primeros golpes de la crisis en 2008".

Además, Castrillo ha confesado que "se sigue arrastrando" un incremento interanual de los cántabros que buscan trabajo que "comienza a convertirse en inasumible para el conjunto de los ciudadanos", tras el repunte de 3.723 personas en el último año —el más alto en términos porcentuales de todo el país— que eleva la cifra global de parados en la región a cerca de 42.000.

La directora general de Trabajo ha achacado los datos de agosto a una temporada estival "nefasta", tal y como "la han empezado a definir los profesionales del sector más intensivo en contratación en verano", en alusión a los hosteleros. Pero, este hecho, "no es una excusa", ha precisado al respecto.

Ante estos datos, Castrillo ha destacado la "sensibilidad" del Ejecutivo ante "los miles de dramas familiares" derivados de la situación actual del mercado laboral, y ha trasladado a los cántabros el mensaje de que el Gobierno "está trabajando" desde "el primer día".

En este sentido, ha explicado que el Ejecutivo está articulando una batería de medidas para dinamizar el mercado de trabajo, medidas que serán desgranadas el próximo lunes por la consejera de Economía, Cristina Mazas, con motivo de su comparecencia ante el Parlamento autonómico.

Castrillo ha avanzado al respecto que la política laboral será transversal y prestará especial atención a los colectivos más afectados por el desempleo, como la población joven y los trabajadores de sectores especialmente damnificados por la crisis.

Finalmente, preguntada por las previsiones sobre la evolución de paro hasta finales de año, la directora de Trabajo ha explicado que en el Ejecutivo "no estamos en disposición de aventurar una tendencia", más si se tiene en cuenta que los datos de agosto les han "sorprendido de forma negativa".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.