El presidente de Augas de Galicia, Francisco Menéndez, ha afirmado este viernes que el departamento de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas —del que depende el organismo— estudia hacer labores de limpieza en el río afectado por el vertido de queroseno que afecta a la ría de O Burgo, así como las medidas paliativas y de precaución para la población y los usos de las aguas.

En respuesta a preguntas de los periodistas tras presentar en una rueda de prensa un estudio sobre riesgos de inundación en Galicia, Menéndez, ha indicado que es la Consellería de Presidencia la que coordina los trabajos, en los que colabora la Consellería do Mar. Además, ha confirmado que los indicios apunta a que "fue un sabotaje a un camión cisterna y que estuvo vertiendo toda la noche".

Ahora, ha continuado Menéndez, lo que la Xunta evalúa son las "medidas paliativas" que se pueden tomar y "las de precaución para población y para los usos de las aguas de la ría do Burgo".

Así, ha indicado que "están tomando medidas de recogida en la propia zona de la ría", en la que se han desplegado barreras de contención para evitar que la mancha se extienda. "Nosotros estamos evaluando hacer limpieza en el río afectado", ha dicho y ha avanzado que se trasladará este viernes a la zona para comprobar los daños.

También ha destacado que una medida cautelar impide la extracción de marisco —estaba previsto que esta actividad se pudiese desarrollar desde hoy—. "Toda la atención está allí", ha garantizado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.