Bolsa de Madrid
Vista de los paneles informativos del parqué madrileño. Leonardo Wen / EFE

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años ha superado ampliamente la cota de los 300 puntos básicos en la apertura de los mercados europeos, hasta alcanzar un máximo desde que el Banco Central Europeo interviniera en los mercados secundarios para adquirir deuda española , ante las dificultades para concretar las ayudas a Grecia y la caída de la demanda en la última subasta del Tesoro.

Las dudas sobre el rescate griego podrían haber afectado a EspañaEl mercado de deuda española continúa con la tendencia que presentaba este verano, donde alcanzó su récord histórico el pasado 2 de agosto, llegando a sobrepasar los 400 puntos en algunos momentos. Este nuevo dato, coincide con el debate sobre la reforma constitucional que se desarrolla este viernes en el Congreso y que pretende introducir un límite de déficit en la Carta Magna para garantizar la estabilidad presupuestaria y calmar a los mercados.

No obstante, apenas una hora después de la apertura europea, el diferencial se relajaba hasta 301,3 puntos básicos, con un rendimiento del 5,111%, frente al nivel de 293,7 puntos marcado al comienzo de la jornada.

El riesgo europeo

Por lo que respecta a las primas de riesgo de otros países, la de Italia subía hasta 308 puntos básicos desde los 304 de la apertura, afectados por las reticencias del Gobierno italiano para poner en práctica las anunciadas medidas de ajuste.

La prima de riesgo de Grecia superaba a esta hora los 1.600 puntos básicos, en tanto que la de Irlanda se situaba en 649 puntos básicos, diez más que en la apertura, y la de Portugal subía a 821 desde los 811