Parlamento Europeo
Parlamentarios europeos, durante una sesión de la cámara ASAJACYL / EP

Los abusos de los contratos hipotecarios, los que firmamos con el banco para poder comprar el ansiado piso, duelen más en época de crisis. Las denuncias han llegado al Parlamento Europeo (PE) porque el problema no es exclusivamente español.

Proponen el derecho a un reembolso anticipado de la hipoteca bajo condicionesLos europarlamentarios han comenzado a debatir, en comisión de momento (la de Economía y Asuntos Monetarios), una iniciativa para mejorar los derechos de los consumidores a la hora de contratar una hipoteca.

La propuesta pide que se establezcan unos criterios unificados para medir la solvencia del solicitante y que este cuente con garantías como un periodo de reflexión para comparar ofertas y el derecho a un reembolso anticipado bajo ciertas condiciones.

La hipoteca, el compromiso monetario más importante

Respecto al período de reflexión, la iniciativa apunta que los consumidores deben disponer de un plazo para comparar ofertas y solicitar asesoramiento. El informe permite flexibilidad en cuanto a si este plazo debe preceder o seguir a la celebración del contrato.

El valor total de los créditos hipotecarios ascendió a 6.126 millones de euros, es decir, el 52% del PIB de la UEPor otro lado, el derecho al reembolso anticipado conllevaría que los consumidores europeos tendrían un marco común de condiciones para dar un paso atrás sin ser penalizados.

Para el 70% de los ciudadanos comunitarios, las hipotecas son el compromiso financiero más importante y prolongado de su vida. En 2009, el valor total de los créditos hipotecarios ascendió a 6.126 millones de euros, es decir, el 52% del PIB de la UE.

Apoyos iniciales a la propuesta

La futura directiva del PE y el Consejo Europeo, si consigue proseguir el trámite parlamentario, ha sido elaborada a partir de una consulta pública llevada a cabo en 2009 por la Comisión Europea y en colaboración con el equipo del comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier.

La propuesta ha sido redactada por el eurodiputado español Antolín Sánchez Presedo (PSOE). La mayoría de eurodiputados de la comisión parlamentaria económica ha mostrado su apoyo a la propuesta, entre ellos el español José Manuel García Margallo, quien ha señalado que el Partido Popular Europeo (PPE) dará su apoyo a la propuesta, que todavía está pendiente del trámite de enmiendas.