Flotilla humanitaria.
Imagen de archivo del asalto a la flotilla humanitaria. ARCHIVO

El informe de Naciones Unidas sobre el asalto israelí al 'Mavi Marmara', barco turco integrado en la 'Flotilla de la Libertad' que el 31 de mayo de 2010 intentó alcanzar las costas de la Franja de Gaza en una misión humanitaria, determina que la intervención del Ejército hebreo, que causó la muerte a nueve personas, fue "legal" pero "excesiva", por lo que insta a Tel Aviv a disculparse con Ankara.

El informe dice que el asalto "cumplió con los requerimientos del Derecho Internacional"El informe, al que ha tenido acceso el diario estadounidense The New York Times, establece que el asalto israelí "cumplió con los requerimientos del Derecho Internacional", ya que en su abordaje los militares recurrieron a la fuerza para protegerse de la "violenta y organizada resistencia" que encontraron en los pasajeros.

Si bien, matiza que el uso de la fuerza fue "excesivo" y "poco razonable", apuntando que la pérdida de vidas --de nueve activistas turcos, uno de ellos de ascendencia estadounidense-- es "inaceptable", y que el trato dado a los pasajeros por los militares israelíes fue "abusivo".

Sobre las víctimas mortales, indica que el informe forense revela que "la mayoría de los fallecidos fueron disparados varias veces, incluso en la espalda y a poca distancia", algo que "no ha sido debidamente acreditado por el material presentado por Israel" para la elaboración de este informe.

En cuanto a los pasajeros, que fueron retenidos,  señala que los militares les maltrataron físicamente, acosaron, intimidaron, confiscaron sus propiedades "de forma injustificada" y les negaron reiteradamente su derecho a la asistencia consular.

No obstante, el informe recrimina también el comportamiento de los organizadores de la flotilla, en concreto de la ONG turca Insani Yardim Vakfi (IHH), apuntando que "existen serias dudas sobre su conducta, su verdadera naturaleza y sus objetivos". Si bien, asegura que el comportamiento de la mayoría de los activistas fue pacífico.

Israel debe pedir disculpas

En este contexto, el informe considera que Israel debería "emitir una declaración apropiada de disculpa" y pagar las indemnizaciones a las víctimas, mientras que recrimina la actitud de Turquía al considerar que "podría haber hecho más para disuadir a los organizadores de la flotilla" y evitar que se encontraran con las fuerzas israelíes.

Cree que Turquía "podría haber hecho más"Por otro lado, expresa su preocupación por el bloqueo impuesto a Gaza por Israel, recomendado que sea revocado pronto, aunque reconoce que Tel Aviv "afronta amenazas reales a su seguridad de las milicias gazacíes", por lo que considera que "el bloqueo es una medida de seguridad legítima para evitar la entrada de armas" en la Franja.

Este informe, de 105 paginas, ha sido elaborado por un comité de investigación de Naciones Unidas liderado por el ex ministro neozelandés Geoffrey Palmer, con la ayuda del ex presidente colombiano Álvaro Uribe, e integrado por representantes de Israel Turquía. Su publicación, retrasada en múltiples ocasiones, finalmente se producirá en las próximas horas.

The New York Times ha consultado a los gobiernos de Tel Aviv y Ankara sobre las conclusiones del informe, aunque no ha obtenido respuesta de ninguno, ya que ambos prefieren esperar a su publicación oficial para valorar su contenido.