Así, también confirmó que las vaguadas de Yueca y el Salado serán de pleno acceso público, según una de las condiciones correctoras impuestas al Plan Parcial Trassierra 2. Este plan, que convierte en urbanizable la zona, contempla 233 viviendas, de las que 70 son de protección oficial. En la actualidad, el arroyo del Bejarano y su entorno está pendiente de su declaración como monumento natural por parte de la Junta de Andalucía.