La consejería de Agricultura ha decidido eliminar el criterio restrictivo en el proceso de adaptación del Registro Vitícola al SIGPAC, por el de aplicar la tolerancia técnica que autoriza la Unión Europea en la normativa, con el fin de simplificar la administración regional.

Según la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, "los agricultores de Castilla-La Mancha han estado sufriendo, hasta ahora, un agravio histórico con sus compañeros de otras comunidades autónomas en las que se lleva aplicando este criterio desde hace años. No cabe duda que esta decisión debería haberse tomado hace mucho tiempo, pues, con esta medida, que cumple escrupulosamente la normativa de la Unión Europea, el agricultor siempre sale beneficiado".

Esta decisión, además de eliminar los múltiples conflictos y tensiones que se han venido produciendo en el sector, reducirá, según ha indicado el Gobierno en nota de prensa, los trámites administrativos a los estrictamente necesarios, permitiendo una tolerancia de 1,5 veces el perímetro de la parcela, con un límite reglamentario no superior a una hectárea.

Asimismo, el director general de Agricultura y Ganadería de la consejería de Agricultura, Tirso Yuste, ha mantenido una reunión de urgencia con los servicios técnicos Provinciales responsables de la gestión de la OCM (Organización Común de Mercado) del vino, para que se agilicen las certificaciones de los proyectos de reestructuración o transformación del viñedo ya finalizados, "a fin de que los viticultores puedan estar en disposición de percibir los nuevos fondos europeos, procedentes de los remanentes, que se están esperando recibir en las próximas semanas".

Consulta aquí más noticias de Toledo.