Telefono móvil
Un joven habla por su teléfono móvil. EP

Un niño alemán de 11 años llamó a la Policía para denunciar "trabajos forzados" después de que su madre le pidiera ayuda para limpiar la casa.

Ocurrió en Aquisgrán, al oeste de Alemania. Según la Policía, el chico denunció que tenía que limpiar todo el día y que no iba a poder disponer de tiempo libre.Su madre le pidió que limpiara la casa y la terraza La Policía le pidió al chico que explicara qué tipo de trabajos forzados se veía obligado a realizar, según publica un diario alemán, a lo que éste respondió que debía limpiar la casa y la terraza.

El agente pidió hablar con la madre del joven, quien explicó que sólo le pidió que recogiera lo que él mismo desordena ahora que está en vacaciones escolares, pero que su hijo siempre la amenaza con denunciar que ella le obliga a realizar "trabajos forzados".