Diez años de MARTIRIO
. Foto
Si es que no hay nada más que echar un ojito a los nombres de sus discos: Al compás de la llaga dolorida, Embasado al vacío, Mordiendo el duende, Empaquetado al vacío, Prohibido dá el cante... para darse cuenta que Mártires del Compás no son, ni mucho menos, un grupo cualquiera.

A veces, cuando se habla de revolución en el flamenco se tira de tópicos. Con la banda de Chico Ocaña, vocalista y corazón del grupo, el concepto revolución parece quedar hasta corto y quizá con la perspectiva que da la madurez –acaban de cumplir 10 años– la valoración de su legado sea más urgente. Ellos, de momento, como autohomenaje que todos agradecemos, han editado un disco que incluye lo mejorcito de sus diez años de vida.

Las canciones punteras que han consolidado a la banda del de San Roque como uno de los referentes del «sonido flamenco patrio, desgarrado, ingenioso en sus letras y respetuoso, a la par que experimental, en sus melodías».

En palabras del propio Chico Ocaña lo que han hecho los Mártires ha sido revolver el flamenco porque «no sólo de flamenco vive el flamenco».

* Musitek. Arenal. Domingo, a las 23 horas. Entrada: 12 €, anticipada, 15 € en taquilla.

Morir por el flamenco billy

«El flamenco no es nuevo. Nueva será su forma de ver los cantes. Pero una soleá es una soleá y una bulería es una bulería», dijo Chico Ocaña, el creador de un estilo que vino a llamarse Flamenco Billy. En la foto, son todos los que están y están todos los que son.