Para llegar comidos a la feria
. Foto
Las musas de las sevillanas deben estar agotadas de tanta producción musical, dentro y fuera del recinto ferial. Pero como los oídos de más de uno pueden soportar cientos de canciones, tienen por ahora que seguir trabajando para que unos canten, otros bailen, mientras el resto come y bebe a dos carrillos para reponer las fuerzas.

Pasarse por La Carrucha antes de ir a la Feria, de la que está a dos pasos, o de vuelta es una opción bastante inteligente. Aquí se puede comer y beber en condiciones, sin aceites de más, y además elegir entre una oferta amplia de montaditos, chacinas, ensaladas, panes y revueltos. La imagen que ofrece al cliente bien podría estar sacada de una Feria de hace 40 años. Más de 20 caballos esperan en su gran portalón de madera, la barra aparece llena de sombreros y trajes de corto, farolillos blancos y olor a queso de oveja del bueno. El ambiente es taurino y festivo, en este local amplio con silla de madera, cacharros de barro y copas inagotables de manzanilla fría.  Tienen ofertas para estos días, como la jarra de rebujito con langostinos por sólo 10 euros.

Podemos, además, picotear o comer de verdad serranitos, ensaladas generosas, brochetas de pescado, más de 20 montaditos diferentes o uno de sus originales panes, como el de río, con trucha, aceite y ajo; el de pato; o el cantábrico, con anchoas y queso.

Lo más típico es el montadito la carrucha, con jamón, lomo y queso, o uno de sus revueltos de chorizo ibérico o el de  tagarninas, ajetes o productos del campo. trinidad modesto.

Bar la carrucha

* C/ Constancia 21, paralela a la calle López de Gomara (Triana). Abierto todos los días de 13 a 17 y de 20 a 01.00 horas. La botella de manzanilla la puede comprar por 9 euros. Tapas a 1,80 y panes a 7 euros. Teléfono: 629 979 195.