La Casa Blanca reconoce que el debate interno sobre la deuda afectó a la rebaja de S&P

El presidente de EE UU, Barack Obama.
El presidente de EE UU, Barack Obama.
Larry Downing / REUTERS

La Casa Blanca ha reconocido este sábado que el debate sobre la subida del límite de deuda, "demasiado largo y demasiado hostil", ha resultado ser uno de los principales factores para que la agencia Standard & Poor's decidiera rebajar la califición de la deuda soberana de Estados Unidos, por primera vez en su historia.

En una comparecencia ante los medios, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, abogó por incrementar los esfuerzos a la hora de aclarar "la voluntad, la capacidad y los compromisos" para "trabajar a la hora de combatir los desafíos fiscales y económicos más importantes".

En el primer comunicado de la Casa Blanca tras darse a conocer la degradación del 'rating', Carney insistió en que lo importante ahora "es que los líderes electos se unan para fortalecer la economía y el equilibrio fiscal".

Mientras persiste la duda de si esta pérdida de la máxima calificación de la deuda, AAA, rebajada a AA+, desencadenará una subida en los tipos de interés, la Casa Blanca apelaba a la unidad y afirmaba que el presidente Barack Obama "alentará enérgicamente" tanto al comité fiscal bipartidista como a los líderes del Congreso a que dejen de lado sus "diferencias políticas e ideológicas" y trabajen por una mayor recuperación económica y una vía fiscal "más sensata" a largo plazo, dijo Carney.

Impulsar la creación de empleo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó este sábado al Congreso a que apruebe una serie de medidas que consideró que ayudarán a impulsar el crecimiento económico y el empleo, en lo que será un factor clave para su reelección en 2012.

Durante su acostumbrado discurso radiofónico y por Internet de los sábados, Obama afirmó que, tras el acuerdo aprobado esta semana para reducir el déficit y elevar el techo de la deuda, la prioridad ahora es centrar los esfuerzos en el crecimiento de la economía y la creación de empleos "con mayor celeridad".

"Nuestra labor ahora mismo tiene que ser que hagamos todo lo posible para ayudar a la gente a encontrar trabajo, crear las condiciones para que las empresas puedan contratar y que los ingresos (de los ciudadanos) vuelvan a subir", resumió el mandatario.

Obama reiteró su solicitud de que, al reanudar las sesiones legislativas en septiembre, el Congreso apruebe medidas como la extensión de los recortes tributarios para las familias trabajadoras y la clase media, y la simplificación de trámites burocráticos para incentivar la creación de empleos en el sector privado.

También repitió su deseo de que el Congreso apruebe los tratados de libre comercio con Corea del Sur, Colombia y Panamá, y la extensión de la Ley de Ajuste Comercial (TAA, en inglés), que ofrece ayuda y capacitación para los trabajadores estadounidenses desplazados por la competencia del comercio exterior.

Obama señaló que tanto demócratas como republicanos deben trabajar estrechamente para elaborar un plan a largo plazo que restablezca la salud fiscal de Estados Unidos.

La recuperación económica, una prioridad

El presidente grabó su mensaje sabatino horas antes de que la empresa evaluadora de riesgo Standard & Poor's rebajara la calificación de la deuda de EEUU de AAA, la máxima posible, a AA+, lo que hace temer un aumento en las tasas de interés y una mayor inestabilidad económica en el país.

La recuperación económica se ha convertido en la máxima prioridad de Obama de cara a los comicios generales de 2012.

Según los últimos datos económicos, la tasa de desempleo registró una leve baja de 9,2 al 9,1% en julio pasado por el impulso de la contratación en el sector privado. Pero en el trimestre de abril a junio, el Producto Interior Bruto (PIB) solo creció un 1,3%, menos de lo esperado.

En ese sentido, el legislador republicano de Nueva York, Michael Grimm, dijo en el discurso semanal de la oposición que la alta tasa de desempleo demuestra que las políticas económicas de Obama no funcionan.

Agregó que los recortes incluidos en el acuerdo para reducir el déficit no son suficientes y repitió la postura republicana de que el Congreso debe aprobar una enmienda constitucional que exija un equilibrio presupuestario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento