Hotel y restaurante Atrio, en Cáceres
La intervención sobre un viejo edificio es obra de Emilio Tuñón y Luis Mansilla. EP

El premio FAD de Arquitectura 2011 ha sido, ex aequo, para dos madrileños,Emilio Tuñón y Luis Mansilla, por el hotel y restaurante "Atrio" de Cáceres, y para el lisboeta Ricardo Bak Gordon, por su proyecto "Dos Casas en Santa Isabel".

Este año se han presentado a los premios FAD en sus diferentes modalidades un total de 498 obras, de las que 282 corresponden a la categoría de Arquitectura; 74 a la de Interiorismo; 37 a Ciudad y Paisaje; 58 a Intervenciones Efímeras y 47 a Pensamiento y Crítica.Estos premios son considerados los más prestigiosos del panorama ibérico en su ámbito.

No hay crisis de creatividad en la arquitecturaLa presidenta del jurado y arquitecta, Benedetta Tagliabue, ha valorado muy positivamente el nivel de todos los proyectos presentados.Según Benedetta, ha sido una elección difícil y  "todos eran muy buenos, bien presentados y muy cuidados".

Aunque el sector esté sufriendo la crisis económica de forma muy directa, Tagliabue ha sostenido que "no hay crisis de creatividad en la arquitectura" . Además, sostiene que actualmente "se está viviendo una especie de renacimiento de la capacidad creativa", a pesar de la crisis mundial

El jurado está formado también por Eugeni Bach, Bet Capdeferro, Edgar González, Daniela Hartmann, Imma Jansana, Santiago Loperena y José Mateus.Éstos son los que han decidido finalmente que el premio sea, conjunatmente, para dos madrileños y a un lisboeta.

En el caso de Emilio Tuñón y Luis Mansilla han destacado la "reinterpretación" que han hecho de una casa en la ciudad de Cáceres, convertida en hotel y restaurante. La presidenta del jurado sostiene que "han conseguido una intervención muy elegante e integrada, en la que las nuevas estructuras y los muros antiguos del edificio se mezclan".

La obra de Ricardo Bak Gordon, ha sido valorada especialmente por "la relectura" que ha realizado de un interior de manzana en el centro urbano de Lisboa. Tagliabue considera que esta actuación es "una obra maestra" que se puede "mirar desde fuera, aunque no se vea lo que ocurre dentro".

Otras menciones y premios

Por otra parte, el arquitecto catalán Enric Ruiz Geli ha obtenido una Mención por el edificio Media-TIC, ubicado en el distrito 22@ de Barcelona.

En opinión de Tagliabue, además de haber construido un edificio "absolutamente fantástico y genial", Ruiz Geli es merecedor de la distinción porque "es el reinventor de la figura del arquitecto, que se ha transformado en consejero del cliente, en su promotor y, además, patenta todo aquello que inventa".

El premio FAD de interiorismo 2011 ha sido para Iñaki Ábalos por su trabajo en la Fundación Antoni Tàpies de Barcelona. El de Ciudad y Paisaje ha correspondido a Michèle Orliacq y Miquel Batlle por el Parque de las Aguas de las Huertas de Vilabertran,ubicado en Figueres (Girona).

Otras obras distinguidas han sido "Casa para un coleccionista nómada",de Martín Lejarraga y Ana Martínez Martínez,en el apartado de Intervenciones Efímeras.

Por otra parte, el FAD de Pensamiento y Crítica ha sido, también ex aequo, para el catálogo de la "Exposición Laboratorio Gran Vía", editado por Telefónica, y para "Arquitecturas Colectivas: camiones, contenedores, colectivos, rectas urbanas", editado por Ediciones VIBÑóK-Paula Álvarez.