Eliana, cazacarterista
Eliana, la mujer que lleva tres años vigilando los andenes de la L3 y alertando a los viajeros de la presencia de carteristas. Hugo Fernández

En una hora, Eliana consiguió evitar el 21 de junio dos robos de carteristas. Ella sola, con un silbato rojo y un gran rótulo en las manos, advierte a los turistas despistados del metro de Barcelona que están a punto de sufrir un robo. El ejemplo de esta comercial colombiana de 38 años, que presentamos hace semanas en 20mimutos.es, ha hecho que proliferen en númelo de usuarios que se atreven a intentar impedir los hurtos.

Este diario consiguió el jueves, en apenas dos horas, ponerse en contacto con una decena de ellos. En lugar de mirar hacia otro lado, cuando ven un robo alertan a la víctima y ahuyentan a los ladrones. Ese mismo día el consejero de Interior, Felip Puig, apostó por una mejor coordinación de los Mossos con la Guardia Urbana en la lucha contra los robos en el metro. Recordó que se ha creado una división específica de Mossos con 80 efectivos.

Los 'cazacarteristas ' cuentan que pasan miedo, pero que la rabia los hace reaccionar ante los hurtos, que describen como el pan de cada día en el metro.

Los voluntarios contra los ladrones

"Voy a ser el segundo ángel de la guarda del metro". Angélica Giubi. 48 años. Angélica ya tiene preparado su silbato para advertir de los robos a los usuarios del metro. "Si hubiera colaboración de todos, esto acabaría", decía indignada. El domingo trató de impedir un robo en Pl. Espanya. Forcejeó pero no pudo con los ladrones.

"Si todos avisáramos, los ladrones se cortarían". Manuel Campos. 45 años. Usa el metro cuatro veces al día y ha impedido ya unos dos robos al mes. "La sensación es que no hay vigilancia", explica. Comprende que la gente tenga miedo ante los carteristas pero invita a todos a alertar a los desprevenidos.

Victoria Terrazas, 56 años. "Aviso a la gente que va a sufrir un robo porque me dan pena. Vivo en la Sagrada Familia y veo robos a diario. La semana pasada avisé a una chica y el ladrón salió corriendo".

Virginie Lagadec, 31 años. "He advertido a una señora a la que estaban robando en las Ramblas y a un turista en Escudellers. Tenía miedo pero alguien me ayudó en París y pensé que yo debía hacer lo mismo".

Núria Ollé, 43 años. "Como pasajera habitual del metro he visto muchos robos y, sólo en algunos casos, la gente ha advertido a las víctimas. Yo avisaría con tal de impedir los hurtos, aunque sí que me da un poco de miedo".

Un lazo verde como protesta

"Invito y animo a los usuarios del transporte público a que lleven un lazo verde como protesta". Es la invitación que hace Antonio Gómez, un vecino de Barcelona "cansado de ver cómo día tras día los carteristas siguen haciendo de las suyas". Hace un llamamiento a la esperanza, y critica que "cada vez haya más grupos especializados". Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) defiende que el presupuesto en seguridad se ha multiplicado por cuatro en diez años.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.