Londres reivindica el espíritu libre de la fotografía callejera

  • El London Street Photography Festival inunda la ciudad de exposiciones y talleres.
  • Hay muestras de trabajos inéditos de dos fotógrafos descubiertos por casualidad, Vivian Maier y Walter Joseph.
  • El certamen defiende el ejercicio de la captura de imágenes no planificadas y sin poses como modo de exploraración de la sociedad actual.
Una de las fotografías callejeras que se expone en el festival de Londres
Una de las fotografías callejeras que se expone en el festival de Londres
© Nils Jorgensen

En momentos de debate sobre el ejercicio de la fotografía en espacios públicos, el London Street Photography Festival que se celebra en la capital del Reino Unido alza la voz para reivindicar el espíritu libre de las fotos callejeras, que el certamen define con rigor: "fotografía sin pose ni preparación previa que captura, explora o cuestiona asuntos sobre la sociedad contemporánea y las relaciones entre los individuos y sus ambientes".

El festival londinense, que se celebra en una docena de galerías, teatros y otros espacios culturales de la ciudad, presenta un variado programa de actividades, desde exposiciones hasta talleres prácticos para los interesados en iniciarse en la street photography, expresión sajona que se ha impuesto como estándar para denominar a la fotografía callejera, el subgenero documental más practicado en el mundo, sobre todo por amateurs.

Los dos platos puertes del programa son sendas muestras de dos figuras recién descubiertas. De un lado, Vivian Maier, la fotógrafa-niñera, que se ha convertido, tras su muerte y por una casualidad, en un referente de la street photography del siglo XX.

Internado en un campo para nacidos en Alemania

La segunda exposición tiene un carácter similar. El fotógrafo Walter Joseph (1922-2003), el gran descubrimiento del festival de este año, era un alemán de origen judio que, en 1939, buscó refugio de los nazis en Inglaterra. Tras la declaración de la II Guerra Mundial, fue internado, por su nacionalidad alemana, en un campo de seguridad en la Isla de Man. Al término de la contienda encontró empleo en los laboratorios de un diario.

Hizo fotos como afionado durante toda su vida, pero no estaba convencido de que su trabajo valiese la pena. Fue su familia quien, tras la muerte de Joseph, sacó a relucir una obra llena de vida y fuerza. El London Street Photography Festival expone una maravillosa serie hasta ahora inédita, Street Markets of London in the 1940's (Mercados callejeros de Londres en los años cuarenta).

Otra propuesta interesante es Seen/Unseen (Visto/No Visto) una serie de fotos realizada por George Georgiou y Mimi Mollica desde o dentro de los autobuses públicos londidenses. Los sujetos de las fotos nunca se percataron de que estaban siendo retratados.

Durante el festival también se analizará el impacto negativo contra la fotografía callejera y sus practicantes del llamado Proyecto Griffin, un plan de vigilancia integral de la Policía de Londres, en vigor desde 2o04, que restringe las actividades consideradas sospechosas por motivos de seguridad nacional y contra terrorismo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento