Montserrat Caballé, premiada
Carmen Mateu de Suqué junto a Montserrat Caballé, tras entregarle la primera Medalla de Honor del Festival de Peralada. Andreu Dalmau / Efe

Una emocionada Montserrat Caballé ha recibido este lunes la primera Medalla de Honor del Festival de Peralada, en la 25 edición de este evento, en el que la soprano ha participado desde el primer día, un 18 de julio de 1987, con una programación doble que incluyó Mozart por África.

Acompañada por la presidenta de la Asociación Cultural Castell de Peralada, Carmen Mateu de Suqué, a quien calificó de su "amiga del alma", Caballé no pudo reprimir las lágrimas al evocar su trayectoria a lo largo de este período con "infinidad de recuerdos maravillosos" y con momentos "muy malos", por una grave enfermedad.

Antes de que Caballé recibiera la medalla, Mateu de Suqué rememoró los inicios del festival y cómo tanto la cantante como su hermano Carlos apostaron para que fuera internacional.

Tengo voz y lleno salas, hay quien dice que esto no es normal Por otra parte, recalcó los "momentos inolvidables" que vivió al lado de la soprano, con audiciones en las que estuvieron, entre otras personalidades, la reina y la fallecida Lady Di.

A punto de ser abuela a los 78 años -su hija Montserrat está embarazada-, Caballé se mostró "muy honrada" de poder ser la primera en recibir esta Medalla de Honor de un festival con el que siempre ha colaborado.

"Dudo que lo que hago por Carmen Mateu lo hiciera para nadie más, ni para ningún teatro, ni ningún director", consideró Caballé.

Respecto a la actuación que ofrecerá este domingo en la iglesia del Carmen, con un programa que incluye obras de Nidermayer, Nicolai, Catalani, Gounod y Massenet, reconoció que en este lugar siente "algo diferente" a cuando está en un escenario, lo que, tal vez, "tiene que ver con la fe y el sentimiento".

Después, en el Auditorio del Parque del Castillo presentará un programa crossover junto al italiano Al Bano, con quien ya ha actuado en Viena, Dresde, Bucarest o Milán, y aunque no quiso avanzar nada porque "es sorpresa", dijo que cantarán algún tema a dúo.

Aunque de pequeña quería ser enfermera, tal como remarcó, ahora vuelve a estar totalmente volcada en el canto, a pesar de que hace más de dos décadas hubo quien puso en duda su oficio.

"Tengo voz y lleno salas. Hay quien dice que esto no es normal. Incluso ahora un profesor de Viena, que es una eminencia en voces, está escribiendo un libro sobre mis cuerdas vocales y la longevidad de su sonido, porque hay cosas que no se explica", señaló.

Preguntada sobre lo que siente cada vez que sube a un escenario, Caballé no escondió que "los nervios y el miedo están siempre", y puso en duda a otros colegas que dicen que no sienten nada cuando ya llevan años cantando. "Creo que mienten, porque después los veo en el escenario y tiemblan", apostilló.

Otros premiados

Durante el acto se hizo público, asimismo, que por su estrecha vinculación con el festival también recibirán la medalla Joan Manuel Serrat, Plácido Domingo, Ángel Corella y Joan Font, del grupo teatral Comediants.

La entrega de estas distinciones, diseñadas por Bagués Masriera Joyeros, de forma cuadrada y con colores muy mediterráneos, se hará los días en que actúen cada uno de los artistas este año: 15 de julio y 1, 3 y 15 de agosto, respectivamente.

* ¿No tienes como ir al festival? Comparte coche.