El cadáver hallado en el hormigón de un cibercafé es de uno de los socios del local

  • El cibercafé llevaba cerrado desde hacía tiempo.
  • Los residentes en el edificio en donde se encuentra avisaron a la Policía y a los bomberos por el mal olor que procedía del local.
  • El cuerpo, hallado este viernes, fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde se le ha practicado la autopsia.
Agentes de la Policía en las labores de búsqueda del cadáver hallado en un bloque de hormigón en un cibercafé.
Agentes de la Policía en las labores de búsqueda del cadáver hallado en un bloque de hormigón  en un cibercafé.
EFE

El cadáver hallado este viernes en un bloque de hormigón en Zaragoza corresponde a R.J.F.E, de 35 años, uno de los socios del cibercafé donde fue encontrado después de la denuncia de los vecinos por el mal olor que procedía del local, cerrado desde hace tiempo.

Los agentes especializados de los órganos centrales de la Policía Nacional, procedentes de Madrid, finalizaron este viernes, sobre las 10.00 de la noche, los trabajos de extracción del cuerpo sin vida del bloque de hormigón, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de la capital aragonesa.

Durante la mañana de este sábado se ha procedido a realizar la autopsia para determinar las causas y circunstancias de la muerte del individuo que por ahora no han trascendido, según informan fuentes policiales.

Identificación del cadáver

Se trata de R.J.F.E, varón de 35 años, y socio del cibercafé, situado en la calle Navas de Tolosa número 5-7, en el barrio zaragozano de Delicias, que al parecer llevaba cerrado desde hace tiempo.

Las investigaciones policiales comenzaron el pasado jueves, cuando los residentes del inmueble avisaron a la Policía local y a los bomberos del mal olor que procedía del local, al parecer propiedad de dos amigos, un cubano y un español, según han señalado a los medios de comunicación los vecinos.

En el interior del establecimiento, los agentes localizaron un bloque de hormigón del tamaño de una persona que desprendía un olor "putrefacto", como el de un cadáver en descomposición.

Las labores de investigación en el establecimiento se reanudaron el viernes por la mañana, con la ayuda de los agentes especializados de los órganos centrales de la Policía Nacional que, procedentes de Madrid, se sumaron a la operación.

Alrededor de las 17.00 horas del viernes comenzaron a aparecer las primeras partes del cuerpo sin vida de un hombre, con síntomas de haber sufrido una muerte violenta, y unas cinco horas después se terminaron de extraer del bloque de hormigón todos los restos mortales.

El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde le ha sido practicada la autopsia, indican las mismas fuentes. El Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía continúa las investigaciones para esclarecer los hechos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento