Un compañero de celda en la prisión asturiana de Villabona (Asturias) que compareció ante el juez el 27 de enero de 2005 aseguró que "Nayo" le dijo antes del 11 de marzo, cuando ambos estaban en prisión, que él y Toro intentaron vender 100 o 200 kilos de explosivos "a unas personas que 'Nayo' le dice pertenecen a ETA".

Añadía que según su interlocutor la venta no se llevó a cabo porque "hubo una persecución hasta con disparos que efectuaron los de ETA contra la furgoneta en la que iban Toro y 'Nayo'".

Segundo testigo

Hay un segundo testigo que asegura que "Nayo" le dijo "que había entregado explosivos a un guardia civil para que el guardia civil se lo de a ETA", pero que "ya no sabe si 'Nayo' cuenta mentiras o dice la verdad".

El magistrado "ha reunido los indicios de lo que existe, no de lo que no existe"
"Posteriormente, el propio "Nayo" insiste en esta versión en declaraciones a un medio de comunicación, pero el juez advierte que lo hace sólo después de las detenciones de Suárez Trashorras y Toro y cuando "resulta que él ya se encontraba fuera de España y huido de la Justicia"

"Nula consistencia puede tener esa supuesta 'fuente', tal y como se infiere de la mera lectura de las anteriores testificales", concluye Del Olmo.

Fuentes del Juzgado explicaron hoy que si ETA no aparece en el auto de procesamiento más que tangencialmente, y como parte de unos testimonio a los que no se da credibilidad alguna, es porque el magistrado "ha reunido los indicios de lo que existe, no de lo que no existe".

       NOTICIAS RELACIONADAS