Médicos del Josep Trueta, manifestándose contra los recortes.
Médicos del hospital Josep Trueta, en una manifestación. ACN

En pleno debate de los presupuestos de la Generalitat en el Parlament, el Director del Servei Català de la Salut, Josep Maria Pedrosa, anunció este miércoles la reorganización de los servicios de urgencias en la atención primaria y la concentración de las operaciones más complejas en los grandes hospitales universitarios del área de Barcelona.

Salut prevé ahorrar 50 millones de euros gracias a la reducción de las guardias nocturnasEn este sentido, la mitad de los ambulatorios que ahora abren de forma continuada las 24 horas del día dejarán de dar servicio por la noche. En la práctica, esto se traducirá así: de los 185 centros de este tipo que hay en Cataluña, cerca de 90 cerrarán en horario nocturno y 24 lo harán con guardia localizada a partir del 1 de julio, además de cerrar por la tarde durante el mes de agosto. Con estas medidas, el Departament de Salut prevé ahorrar 50 millones de euros gracias a la reducción de las guardias nocturnas.

Siguen las protestas

El otro ámbito que se reorganizará es la actividad hospitalaria de máxima complejidad. Salut prevé concentrar las intervenciones más complicadas en los hospitales universitarios del área de Barcelona, cosa que este miércoles ya suscitó protestas en otros centros, como el Josep Trueta de Girona.

Por ejemplo, la cirugía de los cánceres de hígado, pulmón, páncreas y esófago, que hasta ahora practicaban entre 12 y 20 hospitales, se concentrará en sólo siete, todos del área de Barcelona, menos el Trueta de Girona. Queda pendiente la reorganización de los centros que hacen trasplantes. Está previsto reducir los equipos de guardia operativos y que el trasplante de páncreas, que hasta ahora realizaba el Clínic y el Germans Trias, sólo se efectúe en un centro.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.