Algo más de mil personas —unas 2.000 según la organización del Comité de Empresa— se han manifestado este miércoles por las calles céntricas de Puertollano (Ciudad Real) en protesta por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha planteado la empresa Silicio Solar, dedicada a la fabricación de obleas para plantas fotovoltaicas.

La marcha se ha desarrollado unas horas antes de que este jueves empresa y sindicatos comiencen las negociaciones previas a la concreción del ERE, que, según la postura de la empresa, afectaría durante nueve meses a casi 700 de los 1.000 trabajadores que componen la plantilla.

Al acto ha asistido la Corporación Municipal, entre ellos, el alcalde, Joaquín Hermoso, que actuará como mediador en este conflicto, tras acordarse en una reunión mantenida esta semana con los sindicatos en la empresa.

En declaraciones a los medios, Hermoso ha mostrado su desacuerdo con la forma de actuar de la empresa y ha considerado que "es mejor hablar y llegar a los acuerdos que sean necesarios".

En un comunicado que se ha leído al final de la manifestación, los trabajadores han incidido que la "mala gestión" de la empresa se haga recaer en los trabajadores, mientras se incentiva a los directivos.

También se ha señalado que la empresa ha recibido importantes subvenciones por parte de las administraciones, algo que tiene como respuesta el intentar "desangrar a este pueblo, amenazando con echar a sus trabajadores".

Los trabajadores, en ese comunicado, han pedido la no presentación del ERE, la apertura previa de un período de negociación que evite el mismo y elaborar un plan de viabilidad antes de "realizar acciones más drásticas, como pretenden, porque e lo que hacen las empresas responsables".